Diputado Raúl Soto oficia al Ministerio del Interior

Diputado Soto pide excluir a parlamentarios y autoridades de Estado del reajuste del sector público

En el marco de las negociaciones por el reajuste salarial 2019 y la reunión entre representantes de la Mesa del Sector Público y el Gobierno, el diputado DC, Raúl Soto, integrante de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, entregó su “completo apoyo a  las trabajadoras y trabajadores del país, quienes convocaron a un paro nacional para que el Gobierno aumente su propuesta”, además de solicitar excluir a parlamentarios y autoridades de Estado del reajuste del sector público”.

Al respecto, el diputado señaló que “hacemos un llamado público a los trabajadores y a los parlamentarios a que en esta discusión del reajuste del sector público, que debiera ingresar en las próximas semanas al Congreso Nacional, dejemos fuera a los parlamentarios y a las altas autoridades de administración del Estado”.

Asimismo, manifestó su “apoyo  total apoyo a las trabajadoras y representados en la mesa del sector público, particularmente a la CUT y a la ANEF que están haciendo un llamado a paro nacional este lunes 26 de noviembre, tras el fracaso de las negociaciones por el reajuste del sector público”.

Soto se refirió a las negociaciones tras la reunión de este miércoles y afirmó que “la última oferta del Gobierno sigue siendo insuficiente y muy lejana a las expectativas de los trabajadores y trabajadoras del país, además de las proyecciones económicas que tiene nuestro país para el próximo año, por eso le pedimos al Gobierno aumentar la oferta que es totalmente insuficiente el 3,1% ofrecido y debe acercarse mucho más al piso de 7,5% que han establecido los trabajadores”.

“Lo más sensato sería que hubiese una propuesta del orden de un 4,5% que permitiera alcanzar algún tipo de acuerdo mínimo y mientras eso no ocurra, entrego todo mi respaldo al paro de los trabajadores y trabajadoras del país”.

Finalmente, el diputado explicó que “es momento de ser consecuente con lo que hemos dicho, de dar señales claras de autoridad fiscal y al mismo tiempo, dar una señal clara también, de que como autoridades, y representantes de la ciudadanía, no queremos beneficiarnos de este reajuste del sector público. Sería una señal muy potente retomar esta buena práctica que se venía haciendo hace algunos años atrás y que se vio interrumpida el año 2017.