Trabajadores de Vivienda movilizados contra despidos

Trabajadores de Vivienda movilizados contra despidos

Una movilización ascendente, que comenzó esta semana con dos horas sin atención de público, mantendrán y evaluarán los trabajadores de la Seremi de Vivienda y Serviu en nuestra región, luego de sufrir el viernes 30 despidos.

Así lo subrayó el presidente de la Asociación de Funcionarios de Vivienda, Sergio Pardo, quien señaló que “tenemos una situación disímil porque no solamente sufrimos 30 despidos, hay dos personas a las que se les ha renovado su contrata pero por un menor plazo y a otras dos se les ha cambiado de funciones y se les ha bajado el grado, por lo que tenemos un total de 34 afectados”

Añadió que “según las últimas jurisprudencias de Contraloría estas rebajas de grado, que implican una disminución de remuneraciones, deben ser justificadas y para todos los efectos lo que nosotros estamos discutiendo es que las justificaciones dadas para estos cambios o estos despidos no se ajustan a la realidad, administrativamente también tendrían errores y por lo tanto se están buscando los antecedentes para hacer las presentaciones legales en tribunales o Contraloría, según corresponda”.

Pardo enfatizó que “en este momento nos encontramos movilizados y con el apoyo significativo de nuestras bases. Tenemos una movilización de dos horas en la mañana sin atención de público, medida que es progresiva si es que este conflicto no se soluciona con la autoridad. Además nos vamos a coordinar a nivel nacional para poder obtener audiencia y plantear toda la problemática que está ocurriendo al ministro y al subsecretario, aunque tenemos claro que ellos deben conocer el tema, pero queremos decirles que es distinta la visión por parte de los gremios y más aún si están movilizados a nivel nacional”.

Consultado respecto de cuál es la razón de este número de despidos, superior a lo habitual, respondió que “a primera vista claramente a nivel de la Seremi y Serviu tenemos despidos y variación de condición solamente desde el punto de vista de un aspecto político, se nota que hay un sesgo político en las decisiones, más aun considerando lo liviano y débil que son muchos de los argumentos esgrimidos por las jefaturas en informes parcializados”.

Precisó que “a nivel de Serviu lo que vemos es una necesidad de generar cupos porque las razones que se han esgrimido no corresponden a un análisis profundo del Servicio, ya que se desvincula a compañeros que tienen 10, 12, 14 años de antigüedad en la administración, tareas absolutamente definidas y necesarias para la institución y que de la noche a la mañana las están modificando o redistribuyendo con el fin de poder liberar cupos”.

Agregó que “tenemos claro que existen las presiones de parlamentarios en la región para colocar a gente afín a su corriente o pensamiento y de alguna u otra manera les genera confianza en sus labores de gobierno, pero se hace a un costo demasiado elevado porque no se da la oportunidad de la redistribución de funciones, de la readecuación de los compañeros de trabajo internamente sino que se opta lisa y llanamente por el despido para generar los cupos y traer gente nueva a la institución”.