Huerto comunitario, ejemplo de integración y reinserción social

Huerto comunitario, ejemplo de integración y reinserción social

El Hospital de Marchigüe viene desarrollando desde mediados de 2017 un huerto comunitario que  se inició con el objetivo de contribuir en las terapias ocupacionales de los pacientes del Centro Comunitario de Rehabilitación (CCR) y el incentivo a la participación a los usuarios de los grupos de autoayuda de la Unidad de Salud Mental. Ello con el tiempo ha ido creciendo, llegando actualmente a recibir dos distinciones que les han permitido ampliar, tanto su infraestructura, como también la posibilidad de incluir a sus propios funcionarios en este proyecto.

El terapeuta ocupacional del Hospital de Marchigüe, Matías Valenzuela, es uno de los fundadores de esta iniciativa y quien nos habla respecto al objetivo de la misma, afirmando que “la idea del huerto que partió con recursos propios, apoyados por varios profesionales, entre ellos: kinesiólogos, doctores, nutricionistas, sicólogos y prevencioncita de riesgo.  La idea era trabajar con usuarios del hospital tanto del Centro Comunitario de Rehabilitación (CCR) del hospital, como en el área de la salud mental. Más que sacar una producción, lo importante es que los usuarios sintieran que eran capaces de hacer cosas, que se sintieran válidos, porque es parte de la rehabilitación, el preocuparnos de reinsertarlos en la sociedad”.

Respecto a las proyecciones, el profesional proyecta que “la idea es que exista un traspaso del conocimiento a la comunidad a través de actividades programadas, en donde los usuarios que han sido parte de este proyecto entregarán sus experiencias a la comunidad”.

Uno de los aspectos a destacar por el terapeuta ocupacional es el apoyo de su director, Matías Pérez, quién, desde el principio, ha sido el principal precursor de este proyecto. Al ser consultado respecto a la importancia de esta iniciativa en relación al funcionamiento del establecimiento, el director del Hospital de Marchigüe explica que “en el fondo es una política de desarrollo que va en torno a lo que hemos definido como lineamiento por parte del equipo de trabajo del hospital y que va en nuestro rol de hospital comunitario. Gracias a la adjudicación de dos proyectos relacionados con las buenas prácticas de rehabilitación y del Modelo de Atención Integral de Salud (MAIS) nos ha permitido contar actualmente con instalaciones de huerto hidropónico y pronto estaríamos en la construcción de un nuevo invernadero que va a tener la orientación de trabajar en fitoterapia, también con estos mismos grupos de desempeño”.