Locatarios afectados por incendio reciben aporte municipal

Locatarios afectados por incendio reciben aporte municipal

La madrugada del 5 de enero del 2019 es una fecha que difícilmente podrán olvidar los locatarios de la esquina de Alcázar con Germán Riesco. Cuando la luz del día aún no llegaba, un incendio comenzó a destruir todo a su paso; a pesar del esfuerzo de las ocho compañías del Cuerpo de Bomberos, la Librería Los Héroes y el negocio Mundo Mágico quedaron completamente destruidos, al igual que otros dos inmuebles desocupados.

Aquella fecha fue el comienzo de momentos difíciles para las dos familias afectadas. La pérdida total de sus inmuebles, sus equipamientos y sus productos, convivió con el necesario trabajo de salir adelante; un trabajo arduo que seguramente va a costar mucho. Pero dentro de todo este dolor las dos familias afectadas recibieron una buena noticia: la Municipalidad de Rancagua entregó una ayuda económica para cada una de estas familias.

“El incendio afectó a dos locales emblemáticos de nuestra comuna, uno en la esquina de Germán Riesco con Alcázar, y el otro al lado, por Alcázar. Ellos perdieron todo, y nosotros como municipio no podemos pasar inadvertido el dolor de nuestros vecinos, más aún si son emprendedores. Vimos con el alcalde Eduardo Soto que efectivamente había que dar un apoyo para estos locales, y ahora estamos ayudando a estos minoristas, importantes para la comuna”, señaló la jefa del Departamento de Desarrollo Local, Alejandra Aravena.

Los beneficiados
Raúl Pérez, Mundo Mágico: “Esta ha sido una ayuda fundamental para poder seguir trabajando, porque esta fue una crisis que afectó a toda la familia. Gracias a este aporte que lideró el alcalde Eduardo Soto podremos empezar con esperanza. Nosotros perdimos todo, mercadería, máquinas, queremos comprar todo esto para comenzar de nuevo. Ahora estamos buscando local. Muy agradecido de la Municipalidad”.

José Miguel Olate, Librería Los Héroes: “Esta ayuda, aparte de ser inesperada por el monto, nos viene de maravilla porque ya no dábamos más en cuanto a las deudas que adquirimos. Este aporte va a ser para renacer y a la vez tirar más para arriba; vamos a vivir en paz. El local se perdió, está para demoler, pero nosotros estamos en un nuevo local en Alcázar 292, tratando de salir adelante; pero con el aporte vamos a tirar para arriba”.