32 nuevos agricultores de la estrella son beneficiados con bioestabilizado

32 nuevos agricultores de la estrella son beneficiados con bioestabilizado

En la búsqueda permanente por mitigar las externalidades propias de la crianza de cerdos, Agrosuper ha implementado un proceso a través del cual transforma los purines de cerdo, compuesto por el estiércol, orina y agua, en bioestabilizado, el que se utiliza como fertilizante para predios agrícolas.

La implementación de este producto ha permitido mejorar considerablemente el rendimiento productivo de los campos del secano costero y recuperar suelos que se encuentran altamente erosionados.

“Sé, por experiencia, que este producto es bueno porque la avena crece más y da más fardos por hectárea. Teniendo una mayor producción podré contar con más ganado”, afirmó Luis Yáñez, agricultor beneficiado del sector La Aguada.

Para el director(s) del Indap O’Higgins, Manuel Díaz, “es un tremendo apoyo que nuestros usuarios puedan contar con este insumo y la forma en que lo está presentando Agrosuper es extraordinario para nuestras praderas, es devolver la rentabilidad al suelo, es mejorar textura, estructura, retención de agua y, por supuesto, la fertilidad”.

Gastón Fernández, alcalde de La Estrella, valoró la continuidad del acuerdo señalando que “es complejo ser agricultor en esta zona donde los suelos son muy degradados, por eso estamos contentos con este aporte que hace la empresa, pues muchos de ellos no tienen otra alternativa de vida”.

Así es como a la fecha, esta alianza público-privada ha permitido beneficiar a un total de 126 agricultores de la comuna de La Estrella, entregando más de 7 mil metros cúbicos de bioestabilizado, el que se ha aplicado en 280 hectáreas.

Allan Carrasco, subgerente de Relaciones con la Comunidad de Agrosuper, destacó que “lo que busca este acuerdo es potenciar las alianzas público-privado, pero por sobre todo beneficiar el desarrollo económico de los agricultores de la comuna en términos de disminuir costos, mejorar el rendimiento de sus praderas y la calidad de vida de ellos y sus familias”.

Este año son 32 pequeños agricultores del Prodesal los que recibirán 2.100 metros cúbicos de fertilizante agrícola –de manera gratuita- para 70 hectáreas, con lo que esperan mejorar la producción de avena y cebada, principalmente.