37 familias de Marchigüe cuentan con sus anheladas viviendas nuevas

37 familias de Marchigüe cuentan con sus anheladas viviendas nuevas

Tras 18 años de espera, los 37 socios del comité de vivienda Nueva Esperanza de Marchigüe recibieron las llaves de sus anheladas viviendas propias, en una emotiva ceremonia el viernes recién pasado.

El comité está conformado mayoritariamente por familias lideradas por mujeres, quienes debieron esperar por sus viviendas un largo tiempo, debido a problemas con las constructoras.  Además, el conjunto cuenta con viviendas de casi 47 metros cuadrados, aisladas, con dos habitaciones y un amplio patio, además de áreas verdes que buscan fortalecer la vida barrial.

El Seremi de Vivienda y Urbanismo, Francisco Ravanal González, manifestó que “estas familias esperaron 18 años por obtener sus viviendas, y por lo mismo, estamos muy contentos de estar con ellos, ya que se demuestra un gran sacrificio que hicieron, y que hoy culmina con la entrega de las llaves. Acá está reflejado el valor de nuestro trabajo, del trabajo del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, donde mancomunadamente todos nos preocupamos para mejorar la calidad de vida de las familias, y dar respuesta a nuestra idea fuerza de trabajo: el Minvu Une la Ciudad”.

Mientras que el Director Regional del Servicio de Vivienda y Urbanización, SERVIU, Manuel Alfaro Goldberg, sostuvo que “para nosotros ha sido muy importante esta entrega, porque fueron 18 años de lucha, de una lucha que no se detuvo, y que es igual a la lucha que muchas personas en Chile tienen día a día para poder cumplir su sueño. Uno de los mandatos más importantes de nuestro Presidente Sebastián Piñera es entregar calidad, y en estas casas queda en manifiesto esta calidad, ya que son espaciosas, con grandes terrenos, y que son perfectas para que dejen de ser casas, y pasen a ser hogares”.

El Alcalde de Marchigüe, Héctor Flores Peñaloza, indicó que “hoy se entregan las viviendas, pero es un sueño en el que se trabajó por 18 años. Hubo altos y bajos, pero siempre hay que verlo desde el lado positivo, ya que estas casas van a mejorar la calidad de muchas personas de la comuna, ya que muchas de ellas están arrendando o tienen hijos estudiando, y se les complicaba subsistir. Quiero agradecer a todos, y felicitar a mi gente, que por ellos es que trabajamos día a día”.

Por su parte una de las beneficiarias, Heriberta Olguín Herrera, dijo que “exactamente hace 18 años, estoy esperando tener las llaves de mi casa en las manos. Por eso estoy tan contenta. Ahora vamos hacer unos arreglos, y nos vamos a venir a vivir acá con mi marido y mis dos hijos. Estoy feliz y agradecida por este momento”.