621 familias de la región ponen fin a su deuda hipotecaria

621 familias de la región ponen fin a su deuda hipotecaria

Una feliz navidad tendrán 621 familias de la Región de O’Higgins, gracias al pago de su deuda hipotecaria, gestión realizada por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo para personas que tenían un compromiso económico declarado incobrable con el Serviu.

Los testimonios de los beneficiados mostraron la importancia de esta medida generada por el Gobierno. “Estamos felices. En la semana nos contactaron y es un gran alivio a quienes tenemos hijos estudiando en la universidad. Espero que esto, que hizo la Presidenta Bachelet, sea replicado por las autoridades que vendrán para el futuro”, dijo Silvio Pino, de San Vicente.

Una opinión similar es la que tuvo Luis Celis, de Malloa. “Me quedaban cerca de 2 millones por pagar. Ahora voy a seguir arreglando la casa, en la que vivo con mi hijo y mi esposa. Agradezco a Serviu y a la Presidenta Bachelet por este gran gesto”, expresó.

Así como ellos, Doris Valenzuela, de la villa Alborada de San Fernando, también celebró la iniciativa. “Nos beneficiará mucho porque ya no vamos a seguir arrastrando esta deuda. Estuve pagando harto tiempo y realmente no me alcanzaba. Sin duda, mejorará el presupuesto familiar y vamos a estar mejor, más tranquilos, porque no tendremos esa incertidumbre de siempre, de no saber si íbamos a tener la plata para poder cancelar”, comentó.

Al respecto, Hernán Rodríguez, Seremi de Vivienda y Urbanismo, contó que “a principios de los años 90’ varias personas obtuvieron una vivienda, siendo Serviu el que otorgaba los créditos. Por diversas circunstancias se generaron algunas moras, quedando en una situación compleja con respecto a la banca y su situación de informe. Hoy, el Estado ha culminado un proceso de condonación de sus deudas, que a estas alturas no tenían sentido cobrarlas, quedando estos usuarios con su situación absolutamente saneada con la banca privada y el Ministerio”, remarcó.

En este punto, el director de Serviu O’Higgins, Víctor Cárdenas,  agregó que es “una medida que toma la presidenta Michelle Bachelet en términos de sanear las propiedades a los antiguos deudores de Serviu, cuando era éste el que otorgaba los créditos. Eran deudas muy antiguas que mantenían a las familias con esta situación de no poder regularizar sus viviendas, por eso este año se tomó esta determinación”.