Académico UOH expuso sobre “violencia, protestas y los no participantes”

Académico UOH expuso sobre “violencia, protestas y los no participantes”

La primavera árabe, el Estallido Social de Chile y las múltiples protestas por temas raciales que se han producido de Estados Unidos el último año, han generado un sinnúmero de dudas en torno a la violencia y la aceptación ciudadana de ésta, de acuerdo a ciertas circunstancias y escenarios.

Esa es la pregunta planteada por el Dr. Patricio Saavedra, académico del Instituto de Ciencias Sociales UOH, junto a su par John Drury, de la Universidad de Sussex de Reino Unido, en el proyecto “Más allá de la protesta pacífica: cuando los no participantes apoyan la violencia contra la policía”. En este estudio, ambos investigadores revisan la inclinación de quienes no participan en protestas a apoyar protestas violentas en contra de la policía.

patricio saavedraLa presentación del paper se dio en el marco de un seminario organizado por el Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad de O´Higgins, instancia que se realiza periódicamente y que presenta investigaciones por publicar o recientemente publicadas. El objetivo es que la investigación circule con anticipación, sea leída por la audiencia y esto genere feedback en formato de críticas y sugerencias durante la presentación online, permitiendo mejorar el paper.

Según explica el Dr. Patricio Saavedra el estudio se realizó a través de entrevistas con viñetas que describían una protesta estudiantil ficticia en dos escenarios: con autoridades que restringen la protesta y otras que la facilitan. Se entrevistó a estudiantes universitarios con experiencia previa en protesta, pero no activistas; y estudiantes universitarios sin experiencia previa.

Dentro de los puntos esenciales de la investigación, el Dr. Saavedra explica que “el apoyo de aquellos que no participan a esta violencia en las protestas puede estar basado en un dilema ideológico, es decir el apoyo incondicional a la no violencia v/s el apoyo condicional a la no violencia. En otras palabras, la condena a la violencia ‘venga de donde venga’ es un argumento cuestionable”.

Puntualiza que las personas pueden manejar ideas contradictorias entorno a la legitimidad del uso de la violencia de acuerdo a las características del contexto en el cual las protestas toman lugar. “Los no-participantes podrían apoyar actos de violencia, en cuanto auto-defensa, en razón de dos elementos fundamentales: las medidas que las autoridades implementan para gestionar las protestas, es decir restringir o facilitar las protestas, y de acuerdo a quién se identifica como el primer agresor o instigador de la violencia, la policía o los manifestantes”, explica.

Respecto de por qué centrar su mirada en los no-participantes, el investigador señala que “ellos pueden volverse manifestantes, prestar apoyo ‘logístico’ a los manifestantes, influir en las

discusiones políticas y apoyar las causas de los manifestantes, así como también las acciones específicas que éstos llevan a cabo”.

Dentro de los resultados que arroja el estudio, durante su presentación el Dr. Saavedra indicó que en el escenario donde las autoridades facilitan las protestas, “las personas no apoyarían la violencia en contra de la policía, porque consideran que las protestas debieran ser pacíficas, cumpliéndose esa situación”. Pero si las autoridades restringen o tratan de impedir las protestas, “la violencia contra la policía puede ser apoyada, especialmente si los oficiales son percibidos como enemigos de los manifestantes”, explica el investigador.

El estudio también fue respaldado por otro trabajo del Dr. Patricio Saavedra (Liu, Saavedra, y Templeton -2020), “donde se demostró que personas que viven en un país democrático podría apoyar la violencia en contra de la policía en un contexto restringido, en solidaridad con los manifestantes. Sin embargo, esta solidaridad se vería negativamente afectada por el nivel de daño que los manifestantes podrían ocasionar a la infraestructura pública de la ciudad”, puntualiza el investigador.

El académico UOH reflexiona sobre su estudio, señalando que aquellos que no participan “son activos intérpretes de lo que pasa durante las protestas. En consecuencia, podrían considerar las restricciones al derecho a protestar y las acciones de la policía para apoyar la violencia de los manifestantes como acciones de autodefensa en contra de la policía”.

Conocer la investigación completa