Essbio: «Cerca de 60 mil litros se pierden en una hora al manipular ilegalmente los grifos»

Con el objetivo de invitar a la comunidad a cuidar los grifos de la ciudad, Essbio lanzó campaña de verano, realizando un operativo en terreno que incluye el reforzamiento de su señalética y análisis de su capacidad operativa.

El subgerente zonal de Essbio, Hernán Berrios, dijo «hoy son cerca de 60 mil litros los que se pierden en una hora al manipular de manera ilegal los grifos. Esto pone en riesgo la disponibilidad y seguridad hídrica ante incendios e implica un desperdicio importante de agua en medio de la sequía». En este sentido, afirmó que el agua que puede entregar un grifo es equivalente a abastecer el consumo de 1.500 viviendas.

Actualmente la compañía tiene más de 5 mil grifos en la región, de los cuales 547 están declarados en ‘zona de riesgo’, es decir en cercanías a hospitales, escuelas o alta densidad poblacional.

El ejecutivo planteó la importancia de tomar conciencia sobre su cuidado y no bloquear sus accesos. «Hacemos un llamado a toda la comunidad a no manipularnos en forma indebida. Muchos son intervenidos para extraer agua de forma ilegal durante el verano. Esto afecta la calidad del servicio, causando bajas en la presión de agua que llega a los hogares y roturas en la red», comentó.

El ejecutivo afirmó que la compañía hace revisiones periódicas y recordó que solo Bomberos y la sanitaria, están autorizados para operar los grifos. Además, recalcó que la intervención por parte de terceros está penada por la ley, según lo establecido en el artículo 459 del Código Penal.