Las micros de Rancagua ahora se pueden pagar con tarjeta y el teléfono celular

Las micros de Rancagua ahora se pueden pagar con tarjeta y el teléfono celular

Desde el lunes pasado debutó, en una marcha blanca, un nuevo sistema de pago para abodar microbuses en Rancagua, concretamente en algunos buses Expreso Rancagua (Línea 100), Isabel Riquelme (Línea 200) y Manzanal (Línea 400). Las máquinas pertenecientes a estos servicios ahora cuentan con validadores electrónicos, que permiten pagar el pasaje ocupando el teléfono celular o una tarjeta de prepago, similar a la que se ocupa en el Metrotren.

Para ello, los pasajeros deben descargar una aplicación llamada Bipay Chile: Se crea una cuenta mediante dirección e-mail, a la que se carga dinero con tarjetas de débito o crédito. Para quienes no tengan esa opción, también se habilitarán 20 puntos físicos de recarga, que funcionarán en almacenes, minimarkets y otros espacios. En el caso de las tarjetas, funcionarán dos puntos de venta en la ciudad.

Para realizar el pago en la micro, la aplicación generará un código QR que se mostrará en la pantalla del teléfono celular y deberá acercarse al validador, que emitirá una confirmación al instante.

El gerente general de Bipay Chile, Patricio Meneses, aseguró que están cerrando conversaciones con otras tres líneas urbanas más y dos rurales. Al respecto, comentó: “Hemos ido sacando buses paulatinamente a la calle con los validadores. De aquí a fin de mes deberíamos llegar al 80% de los buses”.

En el caso de Expreso Rancagua, ya son 25 las máquinas que cuentan con dispositivos y que recorren las calles de la capital regional. El gerente general de esta línea de microbuses, Wilson Rivas, apunta a que la nueva modalidad de pago sin contacto se perfila como una alternativa “más segura bajo la condición de pandemia, para que el sistema de transporte público no sea un miedo para los usuarios”.

Eso sí, estas nuevas opciones no reemplazarán a la forma de pago tradicional: Los conductores también seguirán recibiendo efectivo.