¿Qué dice un árbol?: Ciprés de la Cordillera entrega datos de precipitaciones e incendios

¿Qué dice un árbol?: Ciprés de la Cordillera entrega datos de precipitaciones e incendios

Valor patrimonial del Ciprés de la Cordillera en tiempos de sequía” es la charla que la Corporación Nacional de O´Higgins, entregó a académicos y personal de la Institución, para dar a conocer una de las especies protegidas más importantes de la Reserva Nacional Río de los Cipreses.

El Ciprés de la Cordillera, uno de los Objetos de Conservación de la Reserva Nacional río de los Cipreses y del cual recibe su nombre esta área silvestre protegida,  es una especie en categoría de “Peligro” desde la región de O´Higgins hasta Valparaíso, su límite norte de distribución, se encuentra ubicado en el sector “el Asiento” de la comuna de San Felipe.

¿Qué dice un árbol?: Ciprés de la Cordillera entrega datos de precipitaciones e incendiosEste es una conífera arbórea de hasta 20 m de altura, dioica – esto es – que hay árboles hembra y árboles macho,  siendo a la vez, una especie muy  longeva: a través del conteo de anillos de crecimiento se ha determinado edades de 900 años hasta individuos cercanos a los 1.400 años, destacando un árbol en la Reserva Nacional Río de los Cipreses, nacido en el año 620, esto es, 900 años antes de la llegada de los europeos a establecerse en nuestro continente.

El profesor, Dr. Carlos LeQuesne, académico de la Universidad Austral de Chile, lleva varios años liderando estudios sobre la especie, estudiando los anillos de crecimiento de estos árboles, los cuales llevan un registro de las precipitaciones anuales y los  incendios que lo han afectado.  Los cipreses guardan en su madera una gran base de datos ambientales, con lo cual se pueden comparar los eventos climáticos que lo han afectado en diferentes tiempos, pues en la madera queda escrita la historia del régimen hídrico que afectó y afecta, a las diferentes zonas de distribución de la especie.

Es así, que en la situación actual de sequía que afecta a la región, sus investigaciones relevan y valorizan al Ciprés de la Cordillera y a la Reserva Nacional Río de los Cipreses, donde al proteger los bosquetes de este árbol, se conserva también la historia ambiental de Chile Central, a salvo de la intervención humana como: ganado doméstico, especies exóticas invasoras, incendios forestales,  y todas las acciones que ponen en riesgo esta biblioteca viviente que permite reconstruir el pasado climático de la zona.  Incluso, es importante conservar árboles muertos que suman a este registro.

“Nos parece de suma importancia, que nuestros equipos de trabajo, y la comunidad, entiendan la relevancia que tienen especies como el Ciprés de la Cordillera, como base de datos para la humanidad. Más en este momento, donde nuestra región ha sido decretada de escases hídrica. Todo lo que nuestro bosque nos pueda aportar, debe ser conocido por las personas, para así incentivar el cuidado y protección a nuestro patrimonio forestal”, comentó Marcelo Cerda Berríos, director regional de Conaf.