Dan a conocer beneficios de certificación de plantas frutales

Dan a conocer beneficios de certificación de plantas frutales

Disponer de productos con trazabilidad y calidad comprobada es uno de los objetivos del Programa de Certificación de plantas frutales; por tal motivo, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), desarrolló el “Seminario Producción de Plantas Certificadas de Vid en la Región de O’Higgins”.

La actividad se realizó en dependencias de la Universidad O’Higgins, sede Colchagua, en la que viveristas y viñateros de la región pudieron conocer de los beneficios de este programa, sus normativas, requisitos, así como la experiencia del primer vivero de la región y el país en certificar plantas de vid.

Dan a conocer beneficios de certificación de plantas frutales“Potenciar la calidad, y un sistema productivo que responda a las necesidades fitosanitarias en el país y el exterior, es uno de los objetivos que posee el Ministerio de Agricultura, impulsando además otros sectores de la economía regional y nacional. Por este motivo invitamos a viveristas, productores y productoras a interiorizarse sobre el Programa de Certificación de árboles frutales; que permitirá elevar la calidad sanitaria y de resistencia de las plantas”, comentó la directora regional del SAG, Paola Conca.

“A través de este sistema, se garantiza el mayor potencial productivo del material genómico que será utilizado en las diferentes plantaciones, evitando virus, potenciales enfermedades o problemas presentes en ellas”, agregó.

En la oportunidad, expuso Raúl González, Jefe Certificación de Semillas y Plantas Frutales; Sandra Bustos, Encargada sección Viveros DPAF, ambos de SAG Central; y Jorge Villagrán, Gerente de Viveros Guillaume quienes fueron los primeros en producir plantas certificadas de vid.

La certificación de vides se efectúa según la Resolución Exenta N° 7605/2013, que permite ofrecer en el mercado plantas libres de seis virus y de una trazabilidad comprobada en sus 17 variedades y 8 portainjertos registrados. Actualmente cuentan con 5 etapas productivas certificadas, las cuales corresponden a germoplasma, fundación, incremento de variedades y portainjertos; para culminar con plantas certificadas.

El Programa de certificación de plantas frutales es un proceso de validación oficial integral y riguroso, constituido por etapas productivas específicas, sujeto a normas técnicas oficiales que regulan, entre otros aspectos, el diagnóstico fitopatológico, la evaluación varietal, aislamiento, manejo agronómico, con el fin de asegurar la calidad sanitaria y genética de las plantas. Para más información se puede visitar www.sag.cl.