Invitan a conocer el tour agro-ecológico de huertos “Sabor a Tierra”

Invitan a conocer el tour agro-ecológico de huertos “Sabor a Tierra”

Un interesante proyecto es el que emprendió hace nueve años Alejandro Rojas, un autodidacta que comenzó concretar uno de sus mayores anhelos, tener un huerto en que se conservaran y recuperaran hortalizas de forma natural, es así que da vida huertos “Sabor a Tierra”, un lugar que enseña a producir tus propios alimentos.

Y fue en  la  localidad de Idahue, en comuna de Coltauco, el lugar escogido por Alejandro para concretar su proyecto en el que ofrece asesorías personalizada para que todos  puedan producir sus alimentos. “El proyecto nace en el año 2012 en Idahue como recopilador de semillas olvidadas. Yo visitaba la zona en los años 80 con sus cultivos tradicionales y cuándo regresé en el 2012 a radicarme, encontré que ya no existía el valor y sabor a campo”, cuenta Rojas, a lo que se suma que las nuevas alternativas en la agricultura conducen a la degradación socioeconómica y ambiental, asegura.

Es así que consiguió un terreno para levantar un huerto urbano, proyecto que comenzó a sumar personas que desean aprender y cultivar  hortalizas, práctica que tiene un abanico de beneficios, uno de los más importantes que permite conectarnos con la tierra y la naturaleza. Otra de las cualidades es que estos cultivos tienen un sinfín de plantas melíferas que aportan a la polinización, explica Alejandro.

“Hoy el interés de niños, jóvenes, personas que visten de ojotas, chicos nuevos agrónomos de la región, dueñas de casa, hombres de campo que quieren volver a recuperar el cultivo tradicional, son la motivación y la máquina que hacen mover mi corazón a seguir luchando y trabajando en este hermoso proyecto”, expone.

De este modo, cada mañana motivado por la naturaleza y el amor por la tierra, es que el autodidacta se levanta para trabajar en su novedoso emprendimiento a fin de educar a quienes quieran aprender del diseño de huertos orgánicos para la producción de hortalizas a nivel domiciliario.

Cuenta que su proyecto ha sido transversal para quienes se sienten interesadas en conocer más de la tierra y sus cultivos, ya que hasta la parcela en que se emplazan los trabajos ha llegado una infinidad de gente con el fin de conocer los procesos productivos “Lo más lindo ha sido atender a niños de la zona, gente muy humilde que quiere comenzar un proyecto de huerto para su familia, hasta hijos de los más ricos de la región. Este gran proyecto se fortalece cada día con la visitas de niños y jóvenes que despiertan y abren una nueva ventana en su interior al descubrir huerto Sabor a Tierra”, subraya Alejandro.