Profesionales de huertos frutícolas reciben capacitación de Corfo

Profesionales de huertos frutícolas reciben capacitación de Corfo sobre exigencias de inocuidad alimentaria que regirán para exportaciones a EE.UU.

La Región de O’Higgins lidera cada año la exportación de fruta a diversos países generando un fuerte impacto en la actividad económica de nuestro país. La industria que durante las últimas décadas ha crecido a pasos agigantados ha debido enfrentar -en primer término- las barreras climáticas que año a año desafían la producción y además cumplir con las normativas de los mercados internacionales, que hoy suma las exigencias establecidas en la Ley de Modernización de Inocuidad Alimentaria de Estados Unidos (FSMA, siglas en inglés).

Para apoyar a productores locales a cumplir con dicha norma que entró en vigencia a inicios de 2018 en Estados Unidos y que regirá a las exportaciones de fruta chilena se implementó el curso “Seguridad Alimentaria para Encargados de Huertos Frutícola” que benefició a  profesionales que recibieron capacitación en buenas prácticas agrícolas en cosecha, empaque y buen uso de agua.

Esta iniciativa fue posible de ejecutar gracias a las becas financiadas por Corfo a través del Programa de Formación para la Competitividad (PFC) que fueron administradas por Codesser; entidad que convocó a diversos profesionales que recibieron su certificación, tras participar del curso que tuvo una duración de 56 horas lectivas.

Al respecto el Director Regional de Corfo, Emiliano Orueta, destacó la importancia de estas becas para “que la región siga creciendo como potencia agroalimentaria, actualmente somos los primeros a nivel nacional en exportación frutícola. Ya hemos superado implementación de normas como la Global Gap y hoy asumimos el desafío de la norma FSMA con profesionales preocupados y con las competencias para poder absorber estos conocimientos y seguir avanzando en la producción país… esta normativa se comenzará a aplicar en pequeños huertos y durante este proceso contarán con el apoyo de Corfo, a través de estos programas de formación profesional para nuestra región y para el país”.

Jorge Céspedes Romero, administrador de un predio agrícola de Doñihue que se aboca a la producción de cerezas “este fue un curso que contó con relatores muy buenos y me permitió resolver muchas inquietudes, se abarcaron diversas áreas que nos permitirán llegar de buena forma al año 2022”.

Cualquier productor  de fruta fresca que quiera exportar a Estados Unidos deberá cumplir con la ley FSMA que según explicó la relatora del curso, Macarena González, establece normas específicas en toda la cadena productiva: higiene durante la cosecha, mejoradores de suelo, uso de compost y enmiendas de origen animal, aplicaciones de agua y empaque. “Durante el curso se abordaron estos requisitos normativos, explicando qué artículo aplica para cada caso y también realizamos talleres para aprender cómo abordar de manera práctica esos usos normativos”, afirmó la profesional.