Canalistas llaman a la ciudadanía a cuidar canales de riego

Canalistas llaman a la ciudadanía a cuidar canales de riego

La acumulación de basura en los canales es una costumbre difícil de erradicar.

Las primeras aguas que circulan por la serie de canales de las asociaciones de canalistas ya se encuentran en marcha, luego que finalizaran las tareas de limpieza para dar paso a la nueva temporada de riego.

En las comunas como Rancagua, sectores urbanos y rurales, las organizaciones de usuarios de aguas movilizaron maquinaria y trabajadores para efectuar los trabajos de limpieza, profundización y ensanche de los canales de riego.

“La limpieza es una tarea permanente y previo a la temporada de riego las asociaciones se abocan a trabajar en las ciudades. La responsabilidad de la comunidad es fundamental”, expresó el administrador, Robert Hilliard, gerente de la Asociación de Canalistas San Pedro.

Consideración especial tiene el factor “basuras”, del cual la comunidad es directamente responsable. “Nos topamos todos los años con el mismo escenario: plásticos, utensilios, colchones y un sinfín de basura que se arroja a los canales. Las asociaciones  y los municipios trabajan para su mantención, pero esto es tarea de todos”, explicó.

Las Asociaciones de Canalistas, encargadas de administrar las aguas de los canales, tienen entre sus obligaciones la limpieza, a fin de garantizar un flujo adecuado de agua para irrigar las plantas de riego.

Respecto de la calidad de las aguas, los canales de regadío tienen la exclusiva función de transportar aguas de riego, por lo que la ley expresamente prohíbe botar a ellos objetos, basuras o desperdicios que alteren la calidad de las aguas.

Limpieza de todos
La limpieza de los canales en las ciudades es también responsabilidad de los municipios, con el apoyo de toda la comunidad, a través de la gestión de los residuos sólidos domiciliarios (reutilizando, reciclando y reduciendo), cambiando la costumbre de usar los canales como vertederos de basura.

Es por ello que los canalistas hacen un llamado a los vecinos para crear conciencia en la población de la necesidad de mantener limpios los canales, para que no tiren la basura y para que cuiden el frente de sus domicilios.

La apuesta de los canalistas va dirigida al sector escolar de la población: «Creemos que este es un problema cultural que debe ser abordado en las escuelas y también por los padres y apoderados. Es importante enseñar el rol que juegan los canales y por qué la basura afecta a todos», explica Hilliard.

“Creemos que las acciones apuntan a la educación, nosotros estamos en esta tarea y esperamos que surjan también de las organizaciones comunitarias. Hoy es necesario re-pensar un nuevo modelo de gestión para los residuos sólidos. Con la educación podemos hacer verdaderos cambios de conciencia”, puntualizó.