Exitosa jornada de avistamiento de aves en Cáhuil congregó un centenar de personas

Exitosa jornada de avistamiento de aves en Cáhuil congregó un centenar de personas

Familias, amigos, turistas y residentes de Pichilemu disfrutaron de la jornada de Avistamiento de Aves en el Humedal de Cáhuil, organizada por la Secretaría Regional Ministerial de Medio Ambiente de la Región de O’Higgins, instancia en la que los asistentes, además de recorrer el sector de barrancas al costado de las salineras, pudieron mirar las aves acuáticas en detalle y conocer sus características.

Los niños fueron quienes demostraron más admiración y curiosidad por conocer el comportamiento de las especies que habitan de forma permanente y aquellas que están de paso.

El Seremi del Medio Ambiente de O’Higgins, Rodrigo Lagos, destacó la amplia participación de la comunidad y llamó a cuidar estos cuerpos de agua “actividades como estas nos permiten acercar los humedales a la comunidad, que puedan conocer las especies, para así cuidarlas y respetar su entorno natural”.

La autoridad relevó la importancia de estos cuerpos de agua al afirmar que “los humedales albergan gran cantidad de especies, mitigan el cambio climático al captar el carbono y regulan la temperatura entre otros beneficios. Debemos cuidar los humedales”.

La actividad contó con el apoyo de dos investigadores del Centro de Desarrollo Sustentable de Pichilemu (Cedesus), Marcelo Miranda y Carolina Allendes quienes respondieron las dudas de los asistentes.

Según explica Marcelo Miranda, en el Humedal de Cáhuil habitan más de 100 especies. Dentro de las aves migratorias que se pudieron apreciar en la actividad, se encuentra el Rayador, Gaviotín Elegante, Pitotoy grande y chico, algunas de ellas llegan incluso desde Canadá escapando del frío.

Sobre el resultado de la actividad, el experto sostuvo que “fue una instancia de tremendo aprendizaje tanto para niños y adultos a quienes transmitimos la importancia de cuidar los humedales”

En cuanto a las aves residentes se dejó ver el Cisne Coscoroba, la Tagua, Pato Jergón grande y chico, Pato Gargantillo, Pato Cuchara, Perrito, Pato Yeco, Huala, Pimpollo, Gaviota Cáhuil, Garza grande además del Gaviotín Piquerito.

En la línea de protección de los humedales, la Seremi del Medio Ambiente O´Higgins, se encuentra ejecutando un proyecto de conservación del Humedal de Cáhuil, el cual tiene por objetivo es mejorar su condición ecológica a través de la gestión sustentable para reducir las presiones en estos hábitats ocupados por diversas especies nativas y migratorias.

Asimismo, la nueva Ley de Humedales Urbanos protegerá estos cuerpos de agua, los cuales serán declarados de oficio por el Ministerio del Medio Ambiente o a petición del municipio.