Aprueban proyecto de ley que crea universidad regional

Con 10 votos a favor y 1 en contra, este martes 26 de noviembre, la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados aprobó en general el proyecto de ley que crea una Universidad Regional para la Región de O´Higgins, proyecto de ley que fija a Rancagua como el domicilio de la casa de estudios.

El ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre expuso respecto de la importancia de crear una red pública de instituciones de educación superior que permitan abrir alternativas de estudios a los jóvenes de las distintas regiones del país.

“Creemos que de manera no exclusiva, pero importante, el sistema público tiene que ser una parte sustancial de nuestro sistema de educación y constituir una columna vertebral también en la educación superior”, señaló hoy el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, en el marco de la discusión del proyecto de ley que crea dos universidades estatales en las regiones de O`Higgins y Aysén, iniciativa legal que fue aprobada en general.

“Los jóvenes deben tener la posibilidad de acceder a una oferta variada del más alto nivel en su propia región, nótese que no estamos diciendo con esto de modo alguno que sea exclusivamente estatal, pero si variada y si los jóvenes quieren acceder a una universidad que represente el conjunto de los valores, opciones y miradas de la nación, tendrán en la red pública aquella alternativa”, explico el titular de la cartera.

El presidente de la instancia, diputado Mario Venegas, se manifestó satisfecho con el contundente resultado y destacó que se trata de “un hito histórico” dado que, desde 1947, que no se creaba una universidad de carácter público. “Compartimos la idea de que haya universidades públicas en todas las regiones del país, donde hacen falta, especialmente, en la Región de Aysén, que tenemos que integrar efectivamente a nuestro territorio nacional”, planteó Venegas.

Explicó que el proyecto considera una delegación de facultades a la Presidenta de la República y un marco orientador de lo que debieran ser los estatutos de esas universidades regionales. Precisó que dichos estatutos deberían ser aprobados en el plazo de un año, después de que sean entregados por los rectores, quienes serán designados con anterioridad para ese propósito.

Sobre las diferencias que surgieron respecto de las características y la ubicación de estas universidades, el parlamentario planteó que serán las propias regiones y las comisiones ad hoc que se conformaron las encargadas de resolver las discrepancias y de establecer las características que van a tener estas casas de estudio.