CGE inaugura primer punto de carga de electricidad

CGE inaugura primer punto de carga de electricidad

La electromovilidad es un tema que cada vez toma más fuerza Chile. Actualmente, cerca de 200 vehículos eléctricos circulan por nuestras calles, sin embargo, se estima que habrá un aumento progresivo de este parque en el mediano plazo, lo que plantea el desafío de generar la infraestructura necesaria para acompañar la introducción de este tipo de tecnología de transporte.

A este objetivo apunta el Plan de Electromovilidad de la CGE, lanzado el martes 9 de enero en Rancagua con la presencia del ministro de Energía, Andrés Rebolledo y el alcalde de la comuna, Eduardo Soto, cuyo hito fue la inauguración del primer Punto de Carga de la región de O’Higgins.

Este punto de carga es el primero de una red de cinco que serán instalados durante el primer semestre de 2018 en las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Santiago y Concepción. Además, de forma provisoria, y como una manera de incentivar la movilidad eléctrica, este servicio se entregará de forma gratuita.

El presidente de CGE, Antonio Gallart destacó al respecto que “éste es el primer paso que está dando nuestra compañía para llevar la electromovilidad a las distintas regiones de Chile. Esperamos ir extendiendo la cobertura progresivamente, ampliando así el abanico de servicios que entregamos a nuestros clientes, ofreciendo una tecnología limpia, más económica y que estará cada vez más presente en el país. Estamos muy comprometidos con el desarrollo de la electromovilidad en Chile”.

Junto con la red de puntos de carga, el Plan de Electromovilidad de la CGE incluye realizar una migración progresiva de los vehículos que utiliza para sus operaciones, incorporando 5 unidades eléctricas en su flota operativa el 1er trimestre 2018, junto con fomentar la adopción de autos que utilizan esta tecnología entre los colaboradores de la compañía.
Esfuerzo público-privado

El plan de Electromovilidad que impulsa CGE está en línea con la estrategia que recientemente presentó el Gobierno para abordar esta materia, un trabajo liderado por los ministerios de Energía, Transportes y Medioambiente, con el apoyo de expertos, académicos y las empresas del sector y que tiene como metas principales que al año 2050 el 40% de los vehículos particulares y el 100% del transporte público sea eléctrico.

Al respecto, el presidente de la CGE indicó que “el desarrollo tecnológico en esta materia ha avanzado a pasos agigantados por lo que, como país y como compañía, tenemos que estar preparados para enfrentar este desafío. En este sentido, la Estrategia de Electromovilidad lanzada recientemente va en la dirección correcta para para permitir el desarrollo de este tipo de tecnología en el país”.

Hoy, las principales marcas automotrices del mundo están desarrollando modelos de vehículos cada vez más accesibles para el público en general, aprovechando los avances tecnológicos y las ventajas que tienen este tipo de vehículos respecto de los tradicionales que poseen motor de combustión.

Entre las principales está su aporte al medioambiente, ya que los vehículos eléctricos no tienen emisiones de gases contaminantes. Además son silenciosos lo que mejora sustancialmente el nivel de ruido de las ciudades.

¿Cómo funcionan los puntos de Carga?
Los puntos de carga de electricidad funcionan de la misma forma que se haría con la carga de gasolina en un automóvil, pero con la particularidad que se carga energía directamente hacia las baterías, las cuales proveen electricidad al (los) motor(es) eléctric (s) que mueven las ruedas.

Existen tres tipos de carga para vehículo eléctrico: carga lenta, que dura entre 8 y 12 horas, la cual se puede realizar en casa con un equipo de pared; carga intermedia (condición semi pública) con duración de entre 2 y 5 horas; y finalmente la carga rápida pública, que dura entre 15 y 30 minutos. Esta última es la denominada ‘electrolinera’.