Exitoso taller de Ciencias en el colegio Bellavista para aprender la ecología del Alto Cachapoal

Exitoso taller de Ciencias en el colegio Bellavista para aprender la ecología del Alto Cachapoal

Un taller de Ciencias con alumnos del colegio Bellavista continuó el programa de educación ambiental Coya 2019, que terminó este jueves 12 con una salida de alumnos de Séptimo Básico a reconocer el cauce del Cachapoal por el paso Las Leñas. Los alumnos trabajaron temas de ecología de la cuenca del Alto Cachapoal vinculando también el conocimiento natural de su medio ambiente con las materias de Ciencias.

Ciencias entretenidas
El taller estuvo dedicado a trabajar con los conceptos aprendidos por los alumnos de sexto básico en Ciencias para vincularlos con su conocimiento natural de los ríos y esteros de su entorno.
Fue calificado como “un refuerzo significativo que nos apoyen con estos talleres de ecología fluvial para implementarlos en cursos que tienen en su programa de estudios el tema de las aguas. También es significativo porque es una voz distinta a la de la profesora que complementa el aprendizaje de esos cursos”, reflexiona Eduardo Cárdenas, director del colegio Bellavista.

Apoyo al trabajo docente
Desde el punto de vista de María Isabel Valdivia, la profesora, el taller fue “motivante, nos ayuda a que los niños conozcan los valores de su medioambiente y mejoren su pertenencia a su zona. Me motiva porque saca a los niños de su cotidianidad usando muy bien los elementos del entorno que los rodea”, explica.

El Taller fue impartido por Bárbara Ferrá, investigadora en ingeniería de Recursos Naturales de la U. de Chile, y Vanessa Mancisidor, periodista y coordinadora del proyecto de la Junta de Vigilancia del Río Cachapoal Primera Sección sobre Educación Ambiental y Participación Comunitaria Coya 21019, mediante un convenio de colaboración con la gerencia de Sustentabilidad de División El Teniente, y tiene una extensión por otros 3 años.

Para la profesora, el taller fue “enriquecedor y muy dinámico. Hace tiempo que no veía alguien de fuera del colegio interesar a los niños en los distintos trabajos y juegos. Cada niño pudo participar porque la dinámica que usan fortalece los puntos que yo les he enseñado”. María Isabel Valdivia resume los buenos resultados del taller con una frase: ”en los días siguientes muchos niños habían incorporado esos nuevos conceptos”.