Ceremonia de cierre del programa 4 a 7 en la escuela San Hernán

Ceremonia de cierre del programa «4 a 7» en la escuela San Hernán

En la escuela San Hernán de San Fernando se realizó la tarde del martes 12 de diciembre la ceremonia de cierre del programa “4 a 7”, iniciativa que permitió que cien niños y niñas, de entre 6 y 13 años de edad, permanecieran protegidos en este establecimiento mientras sus madres o mujeres responsables directas de su cuidado trabajaban, buscaban un empleo, nivelaban estudios, o se capacitaban para una pronta inserción laboral.

“Como escuela San Hernán nos sentimos muy complacidos por acoger a esta importante iniciativa, que permite que los monitores se preocupen de los niños mientras sus madres trabajan con la tranquilidad de saber que sus hijos están siendo bien cuidados”, manifestó el director de dicha unidad educativa, Carlos Ojeda.

El docente puntualizó que “el programa 4 a 7 permite que los padres trabajen tranquilamente, siendo una ayuda fundamental para las familias, ya que contribuye a que los niños estén en un ambiente protegido, aprendiendo otras competencias y adquiriendo nuevos conocimientos”.

Por su parte, la directora regional de la Fundación Prodemu, Silvana, subrayó el compromiso que el alcalde Luis Berwart tiene con este programa que permite la inserción, permanencia y/o desarrollo de las mujeres en el mundo del trabajo remunerado, además de  que niñas y niños cuenten con espacios de aprendizaje y desarrollo integral en entornos respetuosos e inclusivos.

Apoderados y alumnos destacan beneficios del programa
Durante la ceremonia de cierre, alumnos y apoderados destacaron la importancia de esta iniciativa. “Comencé a asistir al programa de 4 a 7 cuando era muy pequeña y puedo decir que me siento muy bien y segura en él, ya que los tíos y tías nos cuidan y nos entregan muchas cosas novedosas y también nos ayudan a hacer nuestras tareas y a estudiar, pero lo que más me gustó fueron los talleres deportivos y las visitas que hemos realizado al Zoológico y a Kidzania”, expresó  la alumna Javiera Albornoz.

La apoderada Natalie González señaló que “a partir de necesidad de mantener mi hogar y tener que velar por mis hijos durante el tiempo en que no estoy en casa, llegué al Programa de 4 a 7 de la Escuela San Hernán. Mis hijas han encontrado aquí un lugar muy especial, destacando el cuidado esmerado de parte de los monitores para con los niños”.