En Olivar despiden centros de atención para niños y niñas con cuidadores principales temporeros

En Olivar despiden centros de atención para niños y niñas con cuidadores principales temporeros

Más de cuarenta niños y niñas de la comuna de Olivar, junto a sus padres y apoderados, despidieron la temporada 2020 de los Centros de Atención para Niños y Niñas con Cuidadores Principales Temporeros, que el Gobierno de Chile, en alianza con las municipalidades, habilita durante el verano para que sus padres, madres, y/o cuidadores principales puedan realizar trabajos agrícolas.

La ceremonia de cierre se llevó a cabo en el Teatro Municipal y participó la seremi de Desarrollo Social y Familia, Mónica Toro, su par de Deporte, Diego Ramirez, la alcaldesa de Olivar, Práxedes Pérez, el Director de Desarrollo Comunitario, Dideco, Alejandro Pérez, el administrador Municipal, Cristian Droguett.

En la oportunidad, la seremi Mónica Toro agradeció el compromiso de las instituciones que ejecutan este Programa en el territorio local: ministerios de Desarrollo Social y Familia, Deportes, Educación, a través de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, JUNAEB, municipalidades, y la calificó como una “virtuosa alianza que permitió desarrollar, con bastante éxito, estos centros en 24 comunas de la Región, beneficiando a más de mil 350 niños y niñas de 6 a 12 años”.

“Estamos muy contentos si consideramos que para muchos de los participantes estas son sus vacaciones de verano, y un espacio de amistad, de aprendizaje, de diversión, y de tranquilidad para sus padres y cuidadores principales al momento de realizar trabajos agrícolas de temporada”, agregó la autoridad.

Por su parte, el seremi de Deporte destacó que “el cierre de los Centros de Atención para Hijos de Madres Temporeras, usualmente conocido como «Escuelas de Verano», no es sólo el punto cúlmine de un proceso, sino más bien, es la conclusión de una etapa estival repleta de nuevas experiencias para los niños y niñas que fueron partícipes. Acá ellos encontraron nuevos amigos, tuvieron posibilidad de realizar manualidades, actividades artísticos-culturales y por cierto también deporte. Como ministerio estamos muy satisfecho del trabajo desarrollado y lo más importante, colaboramos con un granito de arena para que los padres que laboran en verano, tuvieran un lugar seguro para resguardar a sus hijos».

El Programa tiene una duración de 22 días hábiles y es un trabajo intersectorial liderado por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, los ministerios del Deporte y Educación, este último con la Junaeb, los que facilitan actividades deportivas y la alimentación. Y las municipalidades a cargo de ejecutar el Programa que beneficia a niños y niñas de 6 a 12 años.

Lorena Becerra, madre de Matias, participante del Centro de la comuna de Olivar, agradeció a las instituciones que son parte de este programa, “y que permiten que nuestros niños y niñas tengan unas vacaciones chiquititas. Estoy muy contenta ya que mi hijo lo disfrutó bastante, conoció lugares que jamás hubiese conocido. Gracias por acordarse por quienes no tienen verano, por entretenerlos, cuidarlos y alimentarlos. Sin esta iniciativa, mi hijo jamás hubiese podido vivir lo que vivió este verano, así que nuevamente muchas gracias”.

Finalmente, la alcaldesa “Me alegra mucho poder acompañarlos en esta jornada de cierre del Programa que benefició a más de cuarenta niños y niñas, quienes hoy se van con lindos recuerdos y un gran aprendizajes en distintas materias que sin duda les será de gran utilidad para sus vidas. Como municipio estamos muy contentos de haber participado de estos centros”.