Municipio de Olivar informó compleja situación económica a concejales y vecinos

Municipio de Olivar informó compleja situación económica a concejales y vecinos

De acuerdo a la tabla del concejo municipal, que se puede observar cada lunes en vivo y en directo en el Fanpage del municipio olivarino, el director del departamento de administración y finanzas, Pedro Llanos, y la directora de control, Mariela Miranda, expusieron ante los concejales la compleja situación económica con que fue recibido el municipio, el cual es encabezado desde el 28 de junio del presente año, por la alcaldesa María Estrella Montero.

Municipio de Olivar informó compleja situación económica a concejales y vecinosDe acuerdo a los datos expuestos, se esgrimió como razones para una baja recaudación de ingresos municipales la crisis social del pasado 18 de octubre de 2019 y la pandemia del Covid-19, no concretándose todos los proyectos y programas que estaban planificados con recursos municipales. También comentaron que el municipio de Olivar no ha dejado de pagar sus deudas y compromisos, tanto en remuneraciones, cotizaciones, servicios, alumbrado público y el riego de las áreas verdes, entre otros. «Debemos centrarnos en esos puntos, para que la comunidad no lo resienta», dijo Mariela Miranda. Asimismo, hay varias demandas en contra del municipio. Por estas razones, existe un déficit de recursos necesarios para la gestión municipal.

«Hay que ser realistas»

La alcaldesa María Estrella Montero tomó la palabra, como presidenta del concejo municipal. «Hay que ser realistas. Lo que está en el papel, versus lo que está en el banco, son dos cosas absolutamente distintas. Y yo fui una de las que pregunté hace mucho tiempo, acerca de las subvenciones (a las organizaciones comunitarias). Cuando yo llegué, creía que las habían entregado. Sin embargo, cuando asumí, me encontré con la sorpresa de que no las habían entregado, y menos los Fondos de Desarrollo Vecinal (FONDEVE). Cuando pregunté si podíamos entregar subvenciones, se me informó que eran más de 80 agrupaciones al día de hoy, y que para entregarlas, se necesitaban como mínimo 40 millones de pesos, que no están».

Además, la alcaldesa agregó que «en este periodo corto que hemos estado acá, la verdad es que no he podido hacer mucho, por esta situación. Por lo tanto, el municipio no tiene los recursos para poder avanzar al paso que nosotros quisiéramos. No hay recursos».

Por su parte, el concejal Sergio Aravena, fue enfático en su opinión. «Yo quiero hacer un análisis de esta exposición, porque a mi me tocó ser concejal en el periodo anterior, y creo que aquí no se ha dicho —si bien es cierto que la exposición fue más técnica y económica—, todas las razones por las cuales el municipio se encuentra en esta situación económica. Porque tampoco podemos atribuir exclusivamente la situación monetaria de esta municipalidad en sus tres cuentas principales —salud, educación y municipal— a una crisis social o la pandemia. Estos dos fenómenos afectaron al país por igual, y hay municipios que hoy se encuentran saneados económicamente. Acá los factores que influyeron en el deterioro de este presupuesto y la situación que estamos viviendo, que es crítica, pasan también por malas decisiones políticas y mala administración».

Agregó Aravena. «Yo quiero contarle al concejo actual, que los últimos tres presupuestos municipales de los años 2019, 2020 y 2021, no fueron aprobados por el concejo municipal. Precisamente, porque no se priorizaba lo que debía priorizarse. Porque existían gastos superfluos, había ausencia de proyectos, había una dotación de personal inflada que estaba en el límite de los porcentajes que la ley permite, porque acá vivimos cuatro años de operadores políticos. Personas dándose vueltas en una oficina, tres o cuatro, con sueldos que se subían de manera antojadiza, haciendo el trabajo tres personas que podían estar haciendo una. Acá se habló de que el municipio era como una casa, pero acá la casa fue mal administrada. Hubo causas externas, nadie lo discute, pero también debemos reconocer que fruto de la pandemia, hubo muchas cosas en las que no se gastó. Teníamos un presupuesto de deportes de 57 millones, y no se gastó ni la quinta parte».

El concejal concluyó, diciendo. «La gente debe saber que no sólo estamos apretados económicamente por una pandemia, por un estallido: estamos apretados por una pésima administración, por una politización de este municipio con fines electorales, y donde se abandonaron todas las prioridades y deberes esenciales de una administración comunal. Es importante decirlo, y tenerlo presente como un antecedente».

El secretario comunal de Planificación (SECPLAN), Fabián Encina, complementó. «Bajo esta herencia del presupuesto de la administración anterior, y lo lamentable que han podido escuchar, estamos en una situación tan crítica, que a lo mejor vamos a tener que hacer ajustes presupuestarios para que no nos corten la luz a fin de año, el alumbrado público, para que el servicio de recolección de basura siga funcionando. Esa es la gravedad de la herencia administrativa y presupuestaria a la cual nos estamos enfrentando hoy en día. Es un tema súper delicado, estamos haciendo todos los esfuerzos necesarios para corregir esas malas decisiones».

La concejala Carla Guajardo también entregó su visión respecto al actual presupuesto municipal de Olivar. «Es realmente lamentable la situación financiera en que se encuentra el municipio, solo quiero indicar que si bien se preguntó por las subvenciones municipales para las organizaciones, no me cabe duda que haciéndole una clara explicación tal vez a las mismas, podrán entender esta situación, y tal vez a futuro pensar en algún beneficio. Sabemos que lo requieren, que a ellos les mejora su funcionamiento, pero hoy en día con estos números, creo que hay otras prioridades en la comuna, y como concejal estoy dispuesta a aprobar cualquier modificación que se haga en beneficio de poder mejorar especialmente en las áreas más importantes, como es salud».

Por su parte, el concejal Vicente Allende también dio su opinión sobre la situación presupuestaria del municipio. «Todos ya sabemos la situación en que estamos. Es difícil quizás pensar en cosas para hacer hasta final de año, así que hay que trabajar con lo que tenemos, y de ahí parte a que si estamos en un déficit volver a reinventarnos, a activar, a trabajar en como volvemos a atraer esos recursos, a entregar un mejor servicio, quizás un servicio en línea. Pero si vamos a invertir, que sea para traer frutos».