sarampion vacunacion

Pichilemu: El arduo trabajo del Hospital para completar vacunación escolar

Aunque el Hospital de Pichilemu terminó el proceso de vacunación del Programa Nacional de Inmunizaciones para los escolares correspondiente a este año 2020, que se realizó en los colegios del área urbana de la comuna, las profesionales del  establecimiento asistencial continúan trabajando en forma exhaustiva para lograr que todos los niños de primero, cuarto, quinto y octavo básico reciban las vacunas que les corresponden.

Es por ello, como explica la enfermera Pilar Cabello, que incluso se ha comenzado a llamar a los apoderados de los alumnos que no llevaron a sus hijos a vacunar a los establecimientos escolares en las fechas en que fueron citados, para poder completar el proceso de vacunación.

«La vacunación partió en el mes de julio con los primeros básicos -explica la profesional-  quienes reciben la Tres Vírica contra el sarampión, rubeola y parotiditis (paperas) y la DTP que los protege contra la difteria, tétanos y tos convulsiva, para lo cual se llamó a los colegios, se pidió la lista de los alumnos y se citaron en horarios diferidos. A los colegios se les pidió habilitar una sala amplia y que contara con un lavamanos cerca y los mismos docentes se preocuparon de que se mantuvieran las distancias necesarias entre quienes esperaban».

En este grupo objetivo se logró casi un 90% de asistencia de los niños, pero en el caso de los alumnos de cuarto básico, que reciben la primera dosis de la VPH que protege contra el virus del Papiloma Humano, solo un 67% de los menores asistieron «lo que es aún más complejo en el caso de los estudiantes de quinto básico, que debían recibir la segunda dosis de esta vacuna, donde sólo un 52% asistió, es por ello que hemos empezado a llamar a los apoderados de estos alumnos para citarlos a vacunarse acá en el hospital, ya que es importante que reciban esta segunda dosis», explicó Pilar Cabello.

De igual forma, en el caso de los alumnos de octavo básico, que reciben la dosis de refuerzo de la DTP, donde sólo asistió el 72% de los alumnos, se instó a los apoderados a que coloquen la vacuna a sus hijos, dado que por ejemplo en el caso del tétanos les permite a los niños una inmunidad por aproximadamente 10 años, lo que evita la posibilidad de que una herida se infecte por esta bacteria.

Finalmente, la enfermera Pilar Cabello indicó que si bien se solicitaron a los establecimientos escolares los teléfonos de los apoderados de aquellos alumnos que no asistieron, para así llamarlos y citarlos para vacunar a sus hijos, si alguien ha cambiado su número o desea llevar a sus hijos a vacunar en una fecha específica, pueden comunicarse al fono722336630 para agen