Pichilemu reúne a grupos de autoayuda de la zona en Encuentro de Salud Mental

Pichilemu reúne a grupos de autoayuda de la zona en Encuentro de Salud Mental

Intercambiar experiencias y buenas prácticas para el desarrollo de sus integrantes es el objetivo que buscó el Encuentro de Salud Mental que se desarrolló en el Hospital de Pichilemu. La instancia contó con la participación de grupos de autoayuda de los establecimientos de Pichilemu, Peumo, Litueche y Marchigüe.

Cabe recordar que en la última década se han conformado numerosos grupos de autoayuda en la Red Asistencial de O’Higgins, con la finalidad que estos usuarios tengan la posibilidad de relacionarse con personas que viven situaciones similares. De esta forma, puedan compartir sus relatos, intercambiando información y acompañándose en este proceso.

Así lo manifestó la sicóloga de la Unidad de Salud Mental del Hospital de Pichilemu, Vivian Carvajal, indicando que “el principal objetivo es poder fortalecer las redes sociales, comunitarias, los vínculos, y la mirada que ellos tienen de la salud mental. A nuestros usuarios les sirve también para revisar otras experiencias y conocer otros tipos de actividades realizadas por los demás grupos”.

Un total de 40 personas pertenecientes a los grupos de autoayuda de los mencionados establecimientos de salud se reunieron en torno a las actividades de autocuidado, apoyo comunitario y sostenimiento social. Al respecto, la profesional del Hospital de Pichilemu precisó que “el propósito es que todos nuestros usuarios, pertenecientes a estos grupos de ayuda de los establecimientos de salud de Cardenal Caro y Peumo, puedan compartir sus experiencias y reflexionar acerca de las acciones que se pueden continuar impulsando   en promoción de la salud. Los grupos de autoayuda de nuestro recinto tienen una gran relevancia para nosotros y queremos potenciarlos aún más con este tipo de encuentros”, señaló Carvajal.

“La idea es que las personas que participan en estos grupos puedan compartir sus experiencias y acciones que realizan. Son las mismas personas las que autogestionan su desarrollo en la sociedad. Es un espacio de contención, donde puedes encontrar diferentes experiencias y compartirlas y contenerse. Es muy importante porque se afirman entre ellas; desde la autonomía ellas eligen lo que quieren hacer. Es un espacio muy bonito para compartir vivencias y entregarse apoyo mutuo, respecto a cómo enfrentar problemas como la depresión”, culminó la sicóloga.