Salineras y salineros de Paredones se informan sobre la importancia del yodado de la sal

Salineras y salineros de Paredones se informan sobre la importancia del yodado de la sal

El Seremi de Minería, Manuel Cuadra Lizana, organizó una reunión con la Asociación de Salineras y Salineros de Chile, Asachi, y la Cooperativa Campesina Salinas Grandes de Lo Valdivia, en la que participaron funcionarios del Ministerio de Salud, para presentar la charla “Yodación de la Sal”.

En el encuentro los funcionarios del Departamento de Nutrición y Alimentos de la División de Políticas Públicas y Promoción (Dipol), explicaron a los salineros de Paredones la importancia que tiene para la salud pública el yodado de la sal, debido a que el cuerpo humano no produce yodo de manera natural. Por esta razón, es necesario ingerirlo a través de productos de consumo masivo, como es el caso de la sal.

Manuel Cuadra sostuvo que el tema del yodado de sal es una inquietud de los productores locales, quienes buscan alternativas para hacer más atractivo su producto, y para él es importante mantener un vínculo permanente con los usuarios de la Seremi de Minería y atender sus demandas y preocupaciones.

La nutricionista de la Dipol del Ministerio de Salud, Yilda Herrera Figueroa, explicó que el yodo es un mineral de vital importancia, ya que permite que la glándula tiroides produzca las hormonas que influyen en el desarrollo del cerebro, el crecimiento, entre otras funciones relacionadas con la temperatura corporal y el sistema cardiovascular.

La profesional precisó que en Chile, en la década del 50 y 60, se detectó un problema de salud pública relacionado con el bocio endémico, cretinismo y abortos a repetición por falta de yodo. Para revertir estos indicadores, en el año 1979 se hizo obligatorio fortificar la sal con yodo, asegurando su consumo diario, debido a que este mineral es especialmente importante en embarazadas y mujeres en período de lactancia, para asegurar el bienestar del niño que está por nacer, debido a que la falta de yodo causa daños irreversibles.

Yilda Herrera comentó que, lamentablemente, la población chilena tiene malos hábitos alimenticios y presenta bajo consumo de alimentos ricos en yodo, tales como pescados y mariscos, lácteos y cereales, principalmente. Por este motivo, consumir en Chile sal yodada ha permitido erradicar problemas endémicos relacionados con daño cerebral y de retraso mental. Así, el enriquecimiento obligatorio de la sal con este nutriente, se ha convertido en la estrategia de salud pública que ha permitido garantizar su consumo.

El profesional de Dipol, Álvaro Flores, explicó que hay una serie de problemas de salud pública que se han solucionado a través de la fortificación de alimentos de consumo masivo, lo que ha favorecido el desarrollo y crecimiento de la población. En este sentido, mencionó que Chile logró erradicar los problemas de anemia en los niños al incorporar hierro en la leche y disminuir los casos de espina bífida, entre otros daños cerebrales en el feto, al incorporar ácido fólico en la elaboración del pan.

Durante su intervención Álvaro Flores recordó al doctor Fernando Monckeberg, protagonista de la erradicación de la desnutrición en Chile, quien –entre otros logros- enfocó sus esfuerzos en potenciar la alimentación preescolar y escolar, a través de la fortificación de alimentos, destacando en este sentido que una buena nutrición es fundamental en el desarrollo de un país.

Finalmente, el experto valoró las medidas relacionadas con el enriquecimiento de los alimentos con distintas vitaminas y minerales, porque apuntan a un bien superior, que es la salud pública, eliminando trastornos que afectan a la calidad de vida de chilenas y chilenos.

A la cita asistieron el alcalde de Paredones, Sammy Ormazábal, quien facilitó las dependencias de la escuela de Los Valdivia para este encuentro, además de los concejales Johny Cornejo, Luis Navarro y José Castro, además del representante del Gobernador de Cardenal Caro, Tobías Acuña y la representante de la Seremi de Salud, Bárbara Rozas.