Colegio Charlys School

Colegio Charly’s School de Pichilemu pierde Reconocimiento Oficial para funcionar el 2015

Tras un proceso administrativo la Dirección Regional de la Superintendencia de Educación Escolar dictaminó revocar el Reconocimiento Oficial del Colegio Charly’s School de Pichilemu, por no contar con los requisitos para mantener dicha categorización que valida la aprobación de cada uno de los ciclos y niveles que conforman la educación regular de sus alumnos.

La decisión, avalada por la Ley 20.529 sobre el Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educación, se tomó ya que el establecimiento no cuenta con un edificio para poder funcionar el próximo año.

El sostenedor del establecimiento fue notificado con fecha 2 de septiembre y según indica la ley tiene 15 días de plazo presentar sus descargos a las autoridades con el objetivo de anular la disposición.

De no responder a la solicitud de la institución gubernamental la sanción queda inmediatamente ejecutoriada y el establecimiento educacional pierde toda oportunidad de alegato y no podría funcionar a partir del año escolar 2015.

El Director Regional de la Superintendencia de Educación Escolar, Juan Ramón Godoy, indicó que todo sostenedor debe acreditar la tenencia material de un inmueble para el correcto funcionamiento del establecimiento, ya sea “si es propietario o como en este caso si es arrendador debe acreditar que el contrato de arriendo celebrado mediante escritura pública tenga una duración no inferior a 5 años”.

“Una de las obligaciones del sostenedor es cumplir con los requisitos de obtener y mantener el reconocimiento oficial además de garantizar la continuidad del año escolar y con la circunstancia que se describen en el proceso administrativo el Colegio Charly’s School no los puede acreditar. No estamos hablando de resultados académicos sino de que no tiene un espacio físico para entregarle a sus alumnos la educación correspondiente” argumentó Godoy.

Además sostuvo que la institución busca ser un ente acompañador de los procesos educativos de los colegios de la región, ya que “estamos trabajando con un valor agregado, queremos que los padres y apoderados sepan que nos preocupamos por la seguridad de los niños, por eso no podemos dejar pasar faltas a la normativa educacional”.

El próximo jueves 25 vence el plazo de alegato que tiene el sostenedor para presentar sus descargos, de no realizarlo la resolución que hasta ahora es de primera instancia pasaría a ser definitiva.


Foto: Diego Grez