Con su tradicional cocinería chilena el Pequeño Cottolengo se suma nuevamente al Champion de Chile

Con su tradicional cocinería chilena el Pequeño Cottolengo se suma nuevamente al Champion de Chile

Con la ayuda de más de 80 voluntarios y funcionarios de la obra, el Pequeño Cottolengo de Rancagua se prepara nuevamente para montar su tradicional cocinería chilena que por más de 15 años ha sido parte del Campeonato Nacional de Rodeo, que este año celebra la versión 70.

Conocido popularmente como “Champion de Chile”, las actividades comenzarán este miércoles 5 hasta el domingo 8 de abril, en la Medialuna Monumental de Rancagua, en la VI Región del Libertador Bernardo O’Higgins. Durante todos los días los asistentes podrán degustar de una variada carta gastronómica que ofrecerá la Cocinería Chilena “Pequeño Cottolengo”, y que este año suma un nuevo plato: Paella Valenciana.

Con sabor valenciano
Además de los tradicionales platos nacionales como cazuela, mechada, pernil con papas cocidas, arrollado y empanadas, entre otros; este año se sumó un nuevo menú que será elaborado por el sacerdote valenciano de la obra del Pequeño Cottolengo, Padre Juan Miguel Sánchez. “Me he sumado a esta maravillosa iniciativa, donde espero compartir con los asistentes uno de los platos más emblemáticos de mi país, el cual tiene una preparación muy minuciosa y que contempla más de dos horas de trabajo”.

El horario de la cocinería será desde las 07.30 am hasta el cierre de la jornada, con una capacidad para más de 300 comensales, quienes podrán seguir disfrutando de todas las corridas, ya que serán trasmitidas en directo por las pantallas que estarán instaladas en la zona de comedores.

Para el director del Pequeño Cototlengo de Rancagua, Padre Álvaro Olivares, “estamos muy agradecidos que nuevamente hayamos sido considerados para participar en la gran fiesta huasa del país, entregando toda la gastronomía criolla que tanto nos gusta disfrutar, donde lo más importante es que los fondos que se obtengan irán directamente para el financiamiento de la obra que tenemos en Rancagua, donde sin la ayuda de nuestros colaboradores no sería posible lograr”.