Farmacias Ahumada

Condenan a Farmacias Ahumada a pagar cinco millones de pesos

La Corte de Apelaciones de Rancagua condenó a Farmacias Ahumada al pago de una indemnización de $5 millones a una consumidora, tras acusar injustamente de robo a una consumidora que cotizaba unos productos.

Todo comenzó cuando la afectada, junto a su hija y su nieta, entraron a un local de la Farmacia Ahumada en la ciudad de Santa Cruz, con el propósito de cotizar unas cremas.

No obstante, como tenía que recargar el celular en un local ubicado al frente, le pidió a la vendedora que les guardara los productos para poder adquirirlos a su regreso.

Cuando estaba recargando el teléfono, fue abruptamente abordada por el jefe de local y una dependienta de Farmacias Ahumada, quienes la acusaron de ladrona por haberse, supuestamente, llevado unas cremas sin pagar, quienes además pedían a gritos a los guardias que cerraran el local y que llamaran a Carabineros.

Condenan a Farmacias Ahumada a pagar 5 Millones de pesosTras la vergüenza y con el propósito de aclarar la situación, la afectada concurrió al local de Farmacias Ahumada, corroborando que los productos estaban donde la vendedora los había guardado.

No obstante, y tras verificar que se había tratado de un error de los dependientes, el jefe de local sólo se remitió a pedir disculpas por lo ocurrido, lo que no aminoraba la humillación sufrida por la afectada en frente de muchas personas, varias de ellas conocidas suyas.

Al sentir que sus derechos habían sido vulnerados, sobre todo considerando los efectos provocados en su salud, como fue un cuadro depresivo y estrés post traumático certificado clínicamente, la consumidora interpuso un reclamo ante el SERNAC, organismo que pese a realizar las gestiones pertinentes, no logró una respuesta favorable para la afectada.

Ante este escenario, la consumidora interpuso la denuncia ante la justicia, instancia donde el SERNAC se hizo parte.

Tras analizar los antecedentes, el tribunal determinó que Farmacias Ahumada infringió la Ley del Consumidor al discriminar arbitrariamente y no respetar la dignidad de la consumidora, condenándola al pago de una indemnización de $5 millones por el daño moral, además e aplicarle una multa de 10 U.T.M (cerca de $420 mil). Este fallo fue ratificado posteriormente por la Corte de Apelaciones de Rancagua.

El Director Regional (PT) del SERNAC, Mauricio Retamales, explicó que este fallo confirma que los consumidores tienen derecho a ser tratados con dignidad, y si bien es legítimo que las empresas cuiden su negocio, en ningún caso pueden tomar medidas que vulneren sus derechos.

En caso de que los guardias o personal de vigilancia sorprendan a una persona delinquiendo, sólo están facultados para ponerla a disposición de las autoridades competentes como Carabineros o Investigaciones, enfatizó la autoridad regional

Retamales señaló finalmente que en caso de ser injustamente acusados, los consumidores deben exigir la presencia de la autoridad a fin de que se inicie el procedimiento que pueda determinar si existió delito. Las empresas deben hacerse cargo de sus errores y responder por sus dependientes.