Cantores y cantoras a lo poeta podrán preservar su arte para futuras generaciones gracias a proyecto UOH

Como una experiencia enriquecedora con gran proyección de futuro fue calificado el proyecto titulado «Taller de Archivos Comunitarios para cultores a lo Poeta: versando y conservando su sabiduría popular», ejecutado por la Universidad de O’Higgins con el financiamiento del Fondart Regional. La iniciativa, que tuvo su acto de cierre el miércoles 15 de diciembre en el hall central del Campus Rancagua de la casa de estudios, busca pluralizar el patrimonio documental a partir de los saberes y tradiciones presentes en la región, siendo sus propios protagonistas los encargados de gestionar sus versos, documentos y fotografías.

Clemencia González, directora de Cultura, Patrimonio y Extensión de la Universidad, explicó que el proyecto contribuye a proteger y poner en valor el patrimonio cultural y la memoria histórica de la Región de O’Higgins a través de su recopilación, conservación, investigación y difusión. «Nos sumamos a un esfuerzo que se está desarrollando a nivel nacional para revalorizar y repensar lo que es el patrimonio cultural de nuestro país», comentó.

Javiera Montecinos, arqueóloga social y coordinadora general de la iniciativa, indicó que, gracias al proyecto que se desarrolló en el segundo semestre de este año, se dejaron «instaladas capacidades en la comunidad de cantoras y cantores a lo poeta en relación con la administración, conservación y la generación de ideas respecto de sus propios archivos y documentos. Es fijarse en la expresión material de una expresión que se cree inmaterial solamente. Es buscar el nexo entre la oralidad y la escritura para que sean los protagonistas de estas memorias las que puedan manejarlas, administrarlas y tomar decisiones sobre sus creaciones».

Sobre el desarrollo de los talleres con cultoras y cultores del canto a lo poeta, destacó que lo más importante fue «el proceso, en el sentido de generación de tejido social, empoderamiento de las comunidades», agregando que la idea es que los conocimientos instalados les permitan «avanzar de una participación en proyectos patrimoniales hacia la colaboración entre comunidades y los distintos tipos de saberes, incluyendo los institucionales y los académicos».

La experiencia de los cultores

Gilberto Acevedo, cantor a lo humano y lo divino, fue declarado como Tesoro Humano Vivo por el Ministerio de las Culturas el año 2019. Residente en la comuna de Chimbarongo, fue uno de los cultores que participó activamente del proyecto ejecutado por la Universidad de O’Higgins. Tras la experiencia reflexionó sobre el importante rol que tiene la casa de estudios en la preservación de estas obras.

«Agradezco a la Universidad de O’Higgins y a Javiera Montecinos por la salvaguarda de lo que es el canto a lo poeta, rescatando y preservando el trabajo que uno realiza. Es la primera vez que tenemos una iniciativa de estas características que nos entrega una forma de conservar estos documentos para las nuevas generaciones», comentó el cantor.

Cecilia Astorga, payadora y figura clave junto a su hermano Francisco Astorga en el resurgimiento del canto a lo poeta y lo divino en las últimas décadas, también fue parte de un proyecto que según su apreciación «sin saberlo lo estábamos esperando».

Después de años viviendo en Santiago, volver a su tierra fue una experiencia «fuerte. Llevo el nombre de la región por distintas partes de Chile y el mundo que recorro con mis versos, los que aprendí de mi abuelo al que no conocí. Hay documentos, hay fotografías, escritos que es necesario aprender a conservar. Tener una fórmula más profesional para esta tarea es un tremendo aporte».

Sello patrimonial UOH

La realización exitosa de este taller es parte de la instalación del denominado sello patrimonial UOH, un programa que la directora de Cultura, Patrimonio y Extensión de la casa de estudios que busca una «sensibilización del patrimonio cultural en nuestra comunidad».

Además de talleres y cursos orientados a la comunidad general, señaló que «queremos que en los planes de estudios de nuestras carreras existan contenidos relacionados al patrimonio cultural de nuestra región. Lo que queremos es que nuestros futuros profesionales puedan tener una inserción cultural efectiva al momento de egresar y puedan integrarse con más pasión y compromiso al mundo laboral en O’Higgins».