Deporte y actividad física en tiempos de cuarentena

Deporte y actividad física en tiempos de cuarentena

El país vive un momento complejo, desde el estallido social a la emergencia sanitaria por el contagio del coronavirus, muchas personas han abandonado el deporte y la actividad física. Si a ello sumamos la reciente declaración de cuarentena para la comunidad educativa y algunos trabajadores de servicios públicos y privados, el panorama no es el más auspicioso.

No obstante, lo anterior, todos sabemos que el ejercicio constante y permanente en el tiempo, es una válvula efectiva para liberar tensiones y cargar de energía el cuerpo. En ese escenario y considerando que el Ministerio del Deporte tiene suspendidos todos los talleres a lo largo del país, a continuación, se detalla una breve rutina que permitirá a la ciudadanía, salir o escapar del ostracismo obligado que exige la contingencia nacional.

“Lo importante es mantener la movilidad, aunque sea en espacios reducidos. Existen variadas alternativas que van en beneficio de grandes y chicos. Con entusiasmo e imaginación se pueden realizar sin ningún problema dentro del hogar, sin necesidad de salir al exterior, pues, recordemos que el autocuidado y la prevención son lo más relevante en estos tiempos. Lo relevante es que logres trabajar al menos 30 minutos diarios, con el ejercicio que escojas”, señala el seremi del Deporte, Diego Ramírez.

Rutina básica dentro del hogar

Calentamiento: Actividades cardiovasculares, es decir, que impliquen un movimiento continuo en el ejercicio por un tiempo determinado. Ejemplo: saltar la cuerda por 10 minutos, o, realizar 30 saltos consecutivos, es un buen ejercicio para comenzar tu entrenamiento.

Desarrollo físico: Elige al menos 4 ejercicios que conozcas. Como ejemplo; abdominales, flexiones, sentadillas o levantar peso con responsabilidad. Por cada uno de ellos, realiza la mayor cantidad de repeticiones. Una vez que sepas cuánto lograste (cantidad), anótalo en una hoja e intenta repetir la serie al menos dos veces. También puedes comenzar con 10 repeticiones por serie e ir aumentándolas en la medida que te sientas cómodo.

Puedes modificar lo anterior realizando desafíos. Ejemplo, comenzamos realizando 30 sentadillas. Al día siguiente lo aumento a 40, y así sucesivamente hasta lograr el máximo posible.

Vuelta a la calma: Elige ejercicios de elongación que conozcas y sepas realizar, mantén ese trabajo por al menos 20 segundos. Realiza elongación por cada musculo que trabajes.

Importante es que recuerdes: El ejercicio no debe doler ni hacerte sentir mal, por lo que, si estás con alguna sensación de malestar, es preferible que cambies el ejercicio.

Mantén tu rutina al menos 3 veces por semana. De esta forma tu límite físico irá mejorando considerablemente.