Escuelas municipales y jardines infantiles de la región de O’Higgins sacan nota positiva en un año marcado por el COVID-19

Escuelas municipales y jardines infantiles de la región de O’Higgins sacan nota positiva en un año marcado por el COVID-19

Un año complejo han vivido todos los establecimientos educacionales del país, tanto públicos como privados, ante la imposibilidad de tener clases presenciales y frente a las múltiples dificultades, como falta de conexión a internet o acceso a equipos tecnológicos, entre otros.

A pesar del desalentador escenario, 104 establecimientos públicos de la región de O’Higgins han mantenido el trabajo que vienen desarollando desde el año 2018 de la mano del programa de educación inicial Un Buen Comienzo (UBC), fortaleciendo las capacidades docentes y directivas para lograr generar aprendizajes de calidad en los niños y niñas de prekínder y kínder.

Se trata de establecimientos municipales de las comunas de Codegua, San Francisco de Mostazal, Machalí, Doñihue, Coltauco, Rengo, Quinta de Tilcoco, San Vicente, Pichidegua y Chimbarongo que forman parte de la Red de Mejoramiento UBC de Fundación Educacional Oportunidad.

Coordinadamente durante el año, por medio de reuniones comunales mensuales, educadoras, asistentes en educación de párvulos, jefes de UTP, directores y jefes técnicos comunales, abordaron y consensuaron procesos tan relevantes como la priorización curricular, permitiendo, al inicio del año, generar un lenguaje y prioridad común para acercar los aprendizajes a cada niño y niña.

La evaluación formativa también fue una temática abordada a lo largo del año, la que permitió conocer nuevas maneras de comunicarse, retroalimentar y apoyar a las familias en las experiencias de aprendizaje trabajandas en casa.

El director de la escuela El Libertador de San Vicente de Tagua Tagua, Camilo Lucero, explicó que “el trabajo realizado de forma colaborativa durante este año ha generado el desarrollo de herramientas pedagógicas, pero especialmente la creación de lazos afectivos y de confianza, generando apoyo emocional a todos los integrantes de nuestra red».

Cuando el llamado era a mantener la distancia, los establecimientos lograron sacar el mayor provecho a las plataformas digitales disponIbles para mantenerse en contacto y realizar reuniones comunales que, incluso, se vieron incrementadas durante el año.

“El espacio que brindó esta Red en cada comuna permitió gestionar y facilitar la colaboración entre los distintos estamentos, en la misma escuela y con otros actores relavantes de la comunidad educativa. En colaboración se hizo un poco más fácil resolver dudas, tomar decisiones, reflexionar y confiar, lo que provocó que nos mantuvieramos unidos, motivándonos unos a los otros durante este año”, señaló la Coordinadora de la Red de Mejoramiento UBC de Fundación Educacional Oportunidad, Carolina Zúñiga.

Otra de las novedades que presentó la Red de Mejoramiento UBC fue la creación de un grupo cerrado de Facebook, red social donde se comparten distintas ideas, estrategias y materiales para diseñar clases, proyectos y otras actividades para los niños y niñas.

Catalina Cabello, educadora de párvulos de la escuela Enrique Serrano de Pichidegua, quien además es Encargada de Comunicaciones en la Red de Mejoramiento UBC, comentó que “al momento de ser parte de una Red se enfatiza en la importancia de compartir y este espacio virtual nos ayuda a organizar y encontrar prácticas en un solo lugar, optimizando nuestro tiempo y además nos une como Red, con la finalidad de mejorar los aprendizajes de nuestros niños y niñas”.