Liceo Polivalente de Machalí se coronó campeón del Desafío Minero UAI del Mes de la Minería

Liceo Polivalente de Machalí se coronó campeón del Desafío Minero UAI del Mes de la Minería

En el marco de la celebración del Mes de la Minería y de la Educación Técnico Profesional, cuatro liceos con especialidad minera participaron en el Desafío Minero UAI, que desarrolló la Universidad Adolfo Ibáñez, en el contexto del Programa Escuela Mina Planta, en el cual resultó ganador el equipo del Liceo Polivalente de Machalí.

El equipo de profesionales de la UAI seleccionó una actividad que tuviera directa relación con los contenidos que los estudiantes aplican. Es así como cuatro grupos formados por cinco alumnos y un docente de cada establecimiento, diseñaron y construyeron un carro minero en un tiempo límite de 45 minutos, con materiales principalmente reciclados entregados por la misma Universidad.

Liceo Polivalente de Machalí se coronó campeón del Desafío Minero UAI del Mes de la MineríaEl carro debía ser impulsado por el capitán, con las indicaciones que le daba el resto del equipo, para cruzar una pista de diez metros de largo y uno de ancho, con ciertos obstáculos, que suelen ser frecuentes en la pequeña minería, hasta llegar a la meta. Estos prototipos además estaban cargados con material mineral proveniente del Distrito Minero de Chancón.

Los estudiantes del Liceo Polivalente de Machalí resultaron ganadores del certamen porque fue el único equipó que logró llegar a la meta: Ellos tardaron un minuto tres segundos en cruzar la pista y el prototipo construido logró cargar un total de 60 kilos. Del resto de los prototipos, el del Liceo Ernesto Pinto Lagarrigue se salió de la ruta cargando 80 kilos; al carro del Liceo Presidente Pedro Aguirre Cerda –con una carga de 100 kilos-  se le cortó la cuerda y, finalmente,  el carro del Instituto Tecnológico Minero Bernardo O’Higgins, cargado con 65 kilos de mineral, tampoco logró llegar a la meta, debido a que se rompió en el trayecto.

El capitán del Liceo de Machalí, Pablo Castillo, de cuarto año B de la Especialidad Explotación Minera, comentó que “para todos fue una experiencia muy bonita, diversa, porque aplicamos nuestra creatividad, trabajamos en equipo y pusimos lo mejor de nosotros en lograr el desafío. Más que nerviosos, estábamos con ganas de hacerlo bien. Queríamos sacar todo nuestro potencial. De esta experiencia, rescatamos los valores del trabajo en equipo y compañerismo con otros liceos. Nos apoyamos entre todos constantemente. Nos dimos cuenta que con poco material se puede hacer algo bonito y práctico”.

Para el seremi de Minería, Manuel Cuadra Lizana, “fue una excelente actividad, que nos permitió visualizar a la comunidad el trabajo que realizan los liceos técnicos profesionales de O’Higgins, porque en la Feria de Educación y Minería participaron establecimientos de varias comunas. Este encuentro fraterno, de mucho compañerismo, nos sirvió para valorar la formación que entregan estos liceo, en especial los técnicos mineros, que demostraron que con su talento y conocimientos pueden elaborar soluciones rápidas a un problema  común del ámbito minero, lo cual quedó de manifiesto con el desafío que se les planteó y que llamó la atención y generó emoción entre todos los presentes”.

El profesor de Escuela Mina Planta de la UAI, Miguel Herrera, sostuvo que “este tipo de iniciativas impulsadas por las Seremis de Minería y Educación constituyen un lugar de encuentro, en donde se muestra no solo el ímpetu por la imaginación, la creatividad y la generación de ideas novedosas, sino que también, el compromiso de todos los actores del sector por la formación global de jóvenes. En cuanto al desafío, agregó que “nos muestra una forma lúdica que los estudiantes tienen la oportunidad de entrenar su capacidad inventiva de manera práctica y concreta.  Tenemos la certeza que con una actividad muy simple, es posible fomentar el trabajo en equipo, la confianza en el otro, la confianza en sí mismos, y el sentido de pertenencia hacia su liceo y región”.