Salud Machalí impulsa hábitos saludables por medio de circuito de actividad física en preescolares de la comuna

Salud Machalí impulsa hábitos saludables por medio de circuito de actividad física en preescolares de la comuna

La finalidad del circuito de actividad física dirigida para menores de seis años, junto a la supervisión de sus familias, fue impulsar la realización sistemática de conductas saludables desde la etapa preescolar, por medio de diferentes acciones asociadas al equilibrio, la motricidad fina y la coordinación. Cabe mencionar que el evento ejecutado en la Plaza de Armas de la comuna, se realizó junto a los escolares del Jardín Infantil Tía Mireya.

El Dr. Enrique Moraga, Director del Cesfam Machalí y asistente a la actividad, valoró la importancia del evento realizado, diciendo que “nuestra iniciativa que se desarrolla por tercer año consecutivo, fue muy positiva para todos los participantes, principalmente porque el mensaje preventivo que entregó el equipo de Salud Machalí, se recibió de manera óptima, un ejemplo claro, fue la retroalimentación, respeto y  motivación de los asistentes. También se debe destacar al cuerpo docente del Jardín Infantil Tía Mireya, el cual encabeza su Directora, Ana Rosa Ortiz, quién siempre apoya y colabora  permanentemente con nuestras iniciativas saludables”.

En esta misma línea, la Educadora de Párvulos Judith Durana, encargada del Programa Promoción de la Salud de Machalí, indicó que “por medio de acciones lúdicas como el circuito de actividad física, podemos sensibilizar desde temprana edad a nuestros niños y sus familias, en la importancia de adquirir hábitos saludables, por lo tanto hacemos un llamado a todo la comunidad, especialmente a los padres y apoderados, a desarrollar y promover acciones saludables junto a los pequeños del hogar.”

La comunidad escolar del Jardín Infantil Tía Mireya, logró recrearse y motivarse en el evento de Salud Machalí,  por medio de un circuito, que consistía en diferentes etapas que motivasen el desarrollo de actividad física. Siendo lo más importante, adquirir hábitos saludables desde niños y no la competencia, propiamente tal. Posteriormente a los ejercicios físicos, alumnos, docentes, padres y apoderados, recibieron un presente simbólico junto al “Viejo Pascuero”.