El acercamiento de salud para detección temprana de factores de riesgo

El acercamiento de salud para detección temprana de factores de riesgo

Uno de los trabajos fundamentales en el desarrollo biopsicosocial de los niños son la visitas domiciliarias integrales, donde los profesionales de la salud realizan un proceso de intervención planificado, que tienen evaluaciones de efectividad, y han demostrado que esta estrategia produce efectos positivos y significativos durante la gestación, en el desarrollo infantil, en la relación entre padres e hijos y en el entorno de los niños y niñas. Para abordar lo anterior, se realizó una jornada con las nuevas orientaciones técnicas del Ministerio de Salud (Minsal).

Para lo anterior, llegaron profesionales de la salud hasta el Centro de Eventos Las Palmeras, en Rancagua, donde el equipo de infancia del Minsal, integrado por Pilar Monsalve y Lorena Valdebenito, entregaron herramientas concretas de cómo enfrentar cada visita domiciliaria, y de esta forma dar seguridad que el trabajo que realizan es significativo y trascendente.

Durante la actividad, que forma parte del trabajo que el gobierno del Presidente Sebastián Piñera ha instruido efectuar, dando énfasis a temas de infancia como lo es el desarrollo psicosocial infantil, y por ello cada profesional capacitado recibe herramientas que le permitirán ejercer un rol facilitador en el establecimiento -como equipo de salud- de las relaciones vinculares de calidad entre madre, padre o cuidador y niño o niña.

Cabe indicar que estas intervenciones han tenido objetivos principalmente relacionados con el apoyo, la atención y la recuperación de la salud, así como también en el bienestar social de las personas, y este acercamiento con los usuarios en sus hogares son realizadas por profesionales y técnicos, en especial enfermeras, matronas, trabajadores sociales y monitores comunitarios.

El subdirector de la Atención Primaria de Salud (APS) del Servicio de Salud O’Higgins, Nelson Muñoz, señaló que estas capacitaciones tienen por objetivo entregar elementos básicos al equipo de salud para facilitar la detección e intervención precoz en el hogar de situaciones adversas de tipo individual, familiar, social y ambiental, que afecten el desarrollo integral de niños y niñas de 0 a 5 años.

A lo anterior se suma el fortalecer la identificación e intervención temprana de los factores de riesgo y determinantes sociales que afectan negativamente el desarrollo, así como también, la identificación y fomento de los factores protectores que favorecen el desarrollo infantil.

En Chile, la visita domiciliaria es una prestación que está incorporada en distintos programas y en el quehacer de los profesionales y equipos desde los inicios de la década de los años 50. Hoy, la relevancia del desarrollo infantil temprano ha implicado avanzar desde la visión biomédica clásica del crecimiento y desarrollo hacia un modelo con mayor énfasis en la dimensión social, emocional y cognitivo del desarrollo infantil. Es por ello que se le ha dado mayor relevancia y se han perfeccionado definiciones en torno a este trabajo en terreno.