El reto es aumentar la productividad y competitividad de las pequeñas y medianas empresas nacionales

El reto es aumentar la productividad y competitividad de las pequeñas y medianas empresas nacionales

Conocer la exitosa experiencia del Sistema de Centros de Extensionismo de Georgia Tech, de Atlanta; difundir la oferta de beneficios que el Banco Estado tiene a disposición para las pymes chilenas a través de su gerencia de empresas pequeñas; y la realización de una dinámica de vinculación entre los equipos de los centros para compartir aprendizajes y buenas prácticas, fueron los objetivos del tercer encuentro de centros de extensionismo tecnológico (CET) en la sede de la Corfo central.

Desde el año 2014 la estatal impulsa la creación de estos CET, que a la fecha suman 11 en nuestro país, con el objeto de proporcionar a las pequeñas y medianas empresas una oferta adecuada y efectiva de servicios tecnológicos especializados, asistencia técnica para una conveniente absorción tecnológica, servicios de mejoramiento de su capacidad receptora de tecnologías y fortalecimiento de su capacidad para innovar.

“Nuestro país tiene una dispersión de productividad bastante amplia, dependiendo el tamaño de nuestras empresas; la pregunta es por qué existe una brecha tan grande entre grandes, medianas y pequeñas, y qué podemos hacer para resolverlo. Hay varias hipótesis, todas válidas, pero nosotros creemos que el modelo de los Centros de Extensionismo es el camino por el cual podemos avanzar para ir cerrando la brecha de productividad de la que hablamos”, dijo Eduardo Bitran, vicepresidente de la Corfo.

“Pero no basta con tener acceso al conocimiento, a las tecnologías, sino que es necesario apoyar a las empresas con mecanismos de financiamiento para la adquisición y modernización de sus equipos, y en eso estamos trabajando coordinadamente con Banco Estado en el desarrollo de un convenio de colaboración que permita entregar condiciones preferenciales de acceso a crédito a las pymes atendidas por los centros de extensionismo, lo que esperamos materializar en los próximos días”, señaló el subdirector Sergio Aravena.

En la comuna de Rancagua, en la calle Las lilas N°580, Barrio El Tenis, se encuentra uno de los 11 Centros de Extensionismo, el que ya ha atendido a más de 50 empresas agroindustriales de la región de O’Higgins y Maule.

“Médicos” para las pymes
En verdaderos médicos de pymes se han convertido estos CET, porque les realizan un diagnóstico inicial para identificar problemas, brechas productivas u oportunidades y luego de eso le entregan una “dosis” con la solución, que muchas veces pasa por la incorporación de tecnología, de mejores prácticas, de adecuación de procesos productivos, de reestructuración del layout, exploración de nuevos mercados, desarrollo de nuevos productos, entre otras.

Los CET, a la fecha, ya se encuentran trabajando en las áreas de la minería, construcción, metalmecánica, turismo, alimentos, hortofruticultura, transporte y logística, manufactura, vitivinicultura, pesca y acuicultura, en las regiones de Antofagasta, Metropolitana, O’Higgins, Maule, Biobío y Los Lagos.

Los 11 Centros en su totalidad representan casi 2.000 mt2 de infraestructura disponible para que las pymes puedan recibir atención de los profesionales que se encuentran distribuidos a nivel nacional, y en los respectivos sectores que se han identificado como los que tienen mayor potencialidad, dada sus ventajas comparativas. Este año además se sumarán 2 nuevos Centros. Con esta iniciativa, se espera que al año 2018, cerca de 6 mil Pymes hayan recibido atención y apoyo de este conjunto de Centros.

La iniciativa de crear Centros de Extensionismo Tecnológico corresponde al compromiso establecido en la medida N° 30 de la Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento Económico del Gobierno.