Presentan plan de acción para la reducción de desperdicios de alimentos en Chile

En siete años Red de Alimentos evita la emisión de 53 mil toneladas de CO2

¿Sabía usted que, según cifras de la FAO, cada año se desecha un tercio de los alimentos producidos en el mundo? Esta situación, además de impactar en el ámbito humanitario, contamina el medio ambiente, ya que incrementa la generación de gases de efecto invernadero.

Según un estudio desarrollado por GreenLab UC, de la unidad de Gestión y Política Ambiental de Dictuc, las emisiones de huella de carbono (medida del impacto que provocan las actividades del ser humano en el medio ambiente, que se determina según la cantidad de CO2 emitido) evitadas por la ONG local Red de Alimentos entre 2014 y el primer semestre de 2017 equivalen a la cantidad de dióxido de carbono emitido por 4.560 chilenos al año.

En base a este estudio, la Red ha rescatado desde sus inicios en 2010 más de 20.900 toneladas de alimentos y ha evitado emitir al medioambiente cerca de 53.000 toneladas de CO2, lo que corresponde a la contaminación producida por 8.364 personas al año.

De acuerdo a la investigación “Estimación de Impacto Ambiental Evitado, en Emisiones GEI (Huella de Carbono), asociado a la actividad de la Red de Alimentos (Banco de Alimentos Chile)”, el beneficio medioambiental de la acción de la Red de Alimentos, que recupera alimentos en buen estado y los entrega a diferentes organizaciones sociales, permite evitar que ellos se dispongan en rellenos sanitarios con lo que se detienen las emisiones de gases contaminantes generadas por su descomposición, además de que se evita la generación de nuevos alimentos para alimentar a la población.

El estudio indica que las emisiones totales evitadas en el periodo estudiado son 28.728 toneladas de CO2. “Esto se logra gracias a la recuperación de 11.766 toneladas de comida que de otra forma hubiese sido desechada y que tendría que haber sido reemplazada por la producción de otros alimentos”. Y si consideramos las 20.900 toneladas rescatadas desde que comenzamos nuestra operación en 2010 hasta hoy, el impacto llega a cerca de 53.000 toneladas de CO2.”, explica María Eugenia Torres, Gerente General de Red de Alimentos.

“Para cuantificar la temática de una forma fácil, podemos decir que el impacto ambiental de la Red de Alimentos en el período estudiado por GreenLab UC expresado en toneladas de CO2 evitadas, es equivalente a la cantidad de CO2 emitida por 4.560 chilenos al año; o recorrer Chile de Norte a Sur 49.000 veces; o tener 5.800 microondas funcionando las 24 horas del día durante un año, o 1.700 días de absorción de CO2 de una hectárea de Pino Radiata”. Si extrapolamos a nuestra operación completa, este impacto casi se duplica, llegando a un equivalente de la contaminación de 8.364 personas en Chile”, comenta Torres.

El documento desarrollado por GreenLab UC indica que las 28.728 toneladas de CO2 evitadas, junto con las 11.766 toneladas de productos alimenticios que se dejaron de desechar en rellenos sanitarios, implican también un beneficio social asociado a las toneladas de CO2 evitadas que puede ser estimado monetariamente en aproximadamente 934.000 USD, casi un millón de dólares, mientras que las toneladas de alimentos rescatados, que dejan de llegar a los rellenos sanitarios, generan un beneficio social de entre 4.800 y 19.700 USD.