ENEO nos hace reflexionar sobre descentralización

Columna-de-Opinion


Moises Saravia RuizEl martes 22 de noviembre se realizó el primer Encuentro Empresarial de O’Higgins (ENEO), que esperamos sea el inicio de un encuentro periódico que reúna anualmente a empresarios y representantes del sector público de nuestra región, para discutir sobre temas de interés, con una mirada regionalista y descentralizadora.

ENEO nace como un esfuerzo conjunto entre empresas regionales agrupadas en la Corporación Pro O’Higgins y contó con la colaboración de Sofofa. El alto nivel del encuentro y la gran convocatoria nos mostraron que en la región existen las capacidades no sólo para organizar un evento de este tipo, sino que también para analizar, discutir y buscar las soluciones que resuelvan las carencias que tenemos en la región. Creemos, por lo tanto, que los grandes debates no sólo se pueden dar, sino que deben darse a nivel regional, y así lo hemos constatado. Hemos sido testigos de un evento de gran impacto, que contó con la presencia de invitados de alto nivel y una importante asistencia del sector privado y público. Temas como las capacidades exportadoras de la región, la energía, el desarrollo sustentable, el medio ambiente, trabajo, educación, deporte y descentralización, han sido puestos en discusión.

ENEO nos debe servir para entender que la “Descentralización Regional” no puede surgir por decreto, sino que requiere que la región como un todo (comunidad, empresarios, gobierno) se empodere y lidere las acciones que permitan que los temas regionales, los planes y estrategia de desarrollo, los requerimientos de infraestructura, los énfasis productivos, los requerimientos de innovación, las necesidades de formación de las personas, entre otras, sean determinados regionalmente. Es cierto que la posibilidad de elegir al gobernador de la Región será un nuevo peldaño, pero faltarán otros más para completar la escalera que nos permita llegar a la cima. En ENEO nuevamente quedó de manifiesto que son los actores regionales quienes conocen sus necesidades, y son ellos mismos los que pueden y deben determinar las acciones a tomar para avanzar en el desarrollo de nuestra Región. Un desarrollo que debe abarcar no sólo los ámbitos productivos, sino que también los ámbitos sociales, educacionales, culturales, y que además, incluya a todos los ciudadanos de la región.

En la Cámara Chilena de la Construcción de Rancagua tenemos la convicción de que para avanzar como región se requiere de una sólida alianza público-privada que tome el liderazgo para que soñemos la región que queremos e impulsemos las acciones que nos permitan avanzar, avanzar y avanzar, venciendo los obstáculos con trabajo, con decisión, y con confianza sabiendo que nuestra meta es generar mejores condiciones de vida para todos los habitantes de la Región.

Tenemos muy claro que no partimos de cero y que otros ya han soñado y han trabajado, y que nuestra labor, tal como en una carrera de postas es tomar el testigo y continuar la carrera, ideando y buscando los caminos que nos permitan llegar a la meta, sabiendo además, que hoy la meta no es estática, sino que se desplaza en forma aleatoria debido a los grandes cambios que hoy experimenta la sociedad.

Queremos agradecer a quienes soñaron ENEO y trabajaron para culminar con éxito en el evento del martes pasado, ya que no sólo cumplieron la meta que se habían propuesto, sino que tenemos la certeza que incentivaron a los actores regionales, no sólo a soñar con la región que queremos, sino que también a asumir la responsabilidad que le corresponde a cada uno, para que en conjunto, desde los distintos ámbitos en los cuales desarrollamos nuestras actividades podamos hacer nuestro aporte para que nuestra región de O’Higgins sea un verdadero motor de crecimiento, desarrollo y oportunidades para todos.

Moisés Saravia Ruiz
Vicepresidente
Cámara Chilena de la Construcción Rancagua