Este sábado se retrasa el reloj una hora comenzando el horario de invierno

Este sábado se retrasa el reloj una hora comenzando el horario de invierno

El seremi de Energía, Pedro Ogaz, se refirió al cambio de horario, recordando a la ciudadanía que este sábado 12 de mayo de 2018, cambia la hora en Chile y entra en vigencia el horario de invierno. Es por esto, que cuando culmine el día sábado y sean las 00.00 horas del domingo, la hora debe ajustarse y retrasar los relojes una hora, para que vuelvan hacer las 23:00 horas del sábado.

Es importante destacar que este año 2018 vence el Decreto Supremo 253 de 2015, que estableció los husos horarios de verano e invierno del país entre los años 2016 y 2018. Por tanto, este año el cambio de hora se realizará según lo establecido en dicho decreto, que contempla el horario de invierno (GMT -4) entre el segundo sábado de mayo y el segundo sábado de agosto.

El seremi de Energía manifestó que “Como Ministerio de Energía vamos a analizar todos los estudios e información disponible sobre los cambios de hora aplicados en nuestro país. Eso significa revisar la amplia documentación al respecto, y reunirnos con la mayor cantidad de actores relevantes sobre dicha materia. Queremos tomar la mejor decisión posible, y que técnicamente esté bien fundamentada”.

Entre las muchas variables a considerar están la eficiencia energética, los efectos en la salud de las personas, el impacto a la menor exposición a la luz, especialmente en las mañanas y en los alumnos, el ausentismo y rendimiento escolar, la seguridad pública y de los desplazamientos, la tasa de accidentabilidad y productividad en el mundo agrícola, entre otras.

Finalmente, señalar que esta medida rige para Chile Continental e Insular, con la excepción de la Región de Magallanes donde no se realizará el cambio y mantendrá la misma hora.

Consejos para la ciudadanía por el cambio de hora

  • Nuestro organismo tiene un regulador horario que está en el centro del cerebro, y que se regula mediante la luz solar y los estímulos del entorno; regula un ciclo diario que afecta a los niveles de las hormonas y actividades celulares por lo que, cuando cambia el ritmo de la luz de fuera o el ritmo de las tareas, puede desorientarse.
  • Aunque sea una hora de variación, puede producir efectos en algunas personas como alteraciones en el sueño, mayor cansancio, apatía, irritabilidad o ansiedad. Además, en algunas personas, por su profesión, sus características, edad, ritmo de vida o presencia de enfermedades, pueden ser más vulnerables.
  • En la mayoría de personas sanas, los efectos suelen ser pocos pero son parecidos a cuando hacemos un viaje en avión a otro país que tiene otro horario; realmente nuestro cuerpo sigue funcionando con el horario anterior, pero todo funciona con el nuevo horario.
  • Al irse antes la luz del sol y llegar antes la noche, estamos haciendo todo una hora antes y puede ser más difícil conciliar el sueño o mantenerlo; puede ser más fácil que, al haber dormido antes o con peor calidad, al día siguiente no estemos tan bien como se supone que estaríamos si nos hubiéramos dormido la hora que el cerebro esperaba.
  • Los efectos como la pérdida de energía física, de rapidez mental, de fatiga o tristeza suelen durar lo mismo que el ‘jet lag’, entre dos o tres días.
  • Respecto a la vulnerabilidad, los niños y las personas mayores son los dos sectores más vulnerables ante el cambio horario.
  • Los niños están más marcados por los ritmos diurnos, por ejemplo los bebes, y tienen todavía el cerebro en maduración; las personas mayores tienen el sueño más frágil porque necesitan dormir menos horas, entonces les cuesta más dormir.

Es necesario realizar estas pautas porque la adaptación al sueño también tiene implicaciones laborales, además de emocionales, porque hay personas que tienen trabajos delicados o de riesgo y deben saber que tienen ese plus de necesidad de estar atento porque es cambio de semana con cambio de horario.