Estudiantes de Administración Pública UOH conocen el Tribunal Constitucional

Estudiantes de Administración Pública UOH conocen el Tribunal Constitucional

Los estudiantes de la carrera de Administración Pública de la Universidad de O’Higgins (UOH) visitaron las dependencias del Tribunal Constitucional, órgano del Estado con autonomía e independencia, cuya función es velar por la correcta jerarquía de las normas y leyes ante la Constitución.

El grupo de estudiantes, encabezado por la jefa de carrera, Francisca Villablanca y el docente del ramo de Introducción al Derecho, Lino Riffo, realizó esta visita como parte de los contenidos de esta cátedra que busca interiorizarlos en la justicia constitucional y las instituciones que la ejercen, buscando ser una contribución en la formación cívica de los estudiantes.

En la oportunidad, los futuros profesionales recorrieron las instalaciones del edificio, conociendo donde sesionan los Ministros -las salas y el Pleno- y, además, contaron con un guía que les describió cada detalle histórico del edificio. Además, la ministra del Tribunal Constitucional, María Luisa Brahm, realizó una inducción a la dinámica de los alegatos y la oficial, Mónica Sánchez, les explicó las funciones del Tribunal.

Para la jefa de carrera de Administración Pública, Francisca Villablanca, la visita al Tribunal Constitucional “es muy importante para nuestros estudiantes, ya que en el futuro la gran mayoría de ellos van a desempeñarse como funcionarios públicos y deben conocer de cerca este organismo cuyos actos afectan el trabajo de la administración del Estado”.

Villablanca agregó que “es fundamental que conozcan al Tribunal Constitucional en lo que respecta a sus funciones, atribuciones y dinámica de trabajo, pero lo más importante es que comprendan el rol que cumple en nuestro sistema político y los principios democráticos que encarna, sobre todo en el marco del debate público que actualmente existe respecto al alcance de sus atribuciones. Es claro que a pesar de los cuestionamientos que ha recibido, no puede ponerse en duda el papel fundamental y necesario que juega este Tribunal en nuestra democracia y en cualquier otra, en cuanto a garantizar el principio de supremacía constitucional que es la base del Estado de derecho y todo lo que ello implica”.