Estudiantes de la región que realizaron pasantía escolar en Nueva Zelandia

Estudiantes de la región realizaron pasantía en Nueva Zelandia

Esta mañana, la Intendenta Morin Contreras junto al Director Regional de Corfo, Andrés Lorca recibieron a 7 jóvenes provenientes de liceos municipales y particulares subvencionados de la región que viajaron a Nueva Zelandia para realizar una pasantía escolar de cinco meses.

Gracias al programa “Pingüinos sin Fronteras”, iniciativa del Ministerio de Economía y Corfo con el apoyo del Gobierno de Nueva Zelandia, los estudiantes becados tuvieron la oportunidad de vivir y estudiar en el extranjero, estar inmersos en una cultura distinta y además perfeccionar su inglés en colegios públicos de dicho país.

Pinguinos-sin-Frontreas2-LaNoticiaOnlineCon este programa se amplían los horizontes de más jóvenes de familias de ingresos medios y bajos, para quienes viajar al extranjero no es fácil. Esto les ayudará a abrir el mundo y a que sientan que sus sueños no tienen fronteras”, manifestó la Intendenta.

El Programa “Pingüinos sin Fronteras”, tiene por objetivo que estudiantes chilenos de enseñanza media adquieran una visión más amplia del mundo antes de entrar a la educación superior y/o a trabajar, aumentando así sus posibilidades de empleabilidad, su capital socio-cultural y, a través de su acción, el traspaso de la visión global a la comunidad o red en la que cada estudiante está inserto.

“La experiencia de vivir en otro país, con otro idioma y una cultura distinta a la nuestra, es un aprendizaje para toda la vida y una vivencia para compartir”, comentó el Director Regional de CORFO, Andrés Lorca.

Los estudiantes becados, provienen de los colegios San Fernando College, Instituto Sagrado Corazón, Colegio San Antonio del Baluarte (2 alumnos), Colegio Nehuén e Instituto Regional Federico Errázuriz (2 alumnos).
Los beneficiados provienen de colegios municipales y particulares subvencionados de todo el país, que han obtenido los mejores resultados en el SIMCE de inglés 2012. Los jóvenes, además, son elegidos entre los mejores alumnos de su generación tanto en el ramo de inglés como en el general de las materias.

Durante su estadía en Nueva Zelandia, los estudiantes fueron acogidos por familias locales cuidadosamente seleccionadas y asistieron a colegios estatales del barrio en el que habitaban, esto con el objetivo de que se sumergieran en esta nueva cultura que los recibe, hagan nuevos amigos y redes de contacto, y, por supuesto, perfeccionen su inglés.