Estudio hidrológico para conocer Estado de Humedal de Cáhuil

Estudio hidrológico para conocer estado de humedal de Cáhuil

Estudiar el comportamiento hidrológico, los efectos de los cambios topográficos y el estado trófico de la laguna de Cáhuil, son los objetivos del estudio encargado por la Seremi del Medio Ambiente y que se realiza entre octubre de 2014 y febrero de 2015.

De acuerdo a lo explicado por la Seremi del Medio Ambiente, Giovanna Amaya, “el Humedal de Cáhuil es un sitio de alto valor para la biodiversidad y que entrega variados servicios ecosistémicos, por ello nos interesa saber cómo se comportan las aguas,  tomando en cuenta que es un estuario con aportes tanto de agua dulce como del mar, además de conocer las consecuencias de la acción humana en este sitio”.

Estudio hidrológico para conocer estado de humedal de CáhuilEl pasado 8 de octubre el Centro de Ecología Aplicada (CEA) dio comienzo a las actividades de monitoreo analizando la forma del relieve del fondo de la laguna y el aporte de agua dulce desde el Estero Nilahue y de agua salada desde el mar.

La iniciativa también espera obtener información acerca del estado trófico de la laguna cuando se encuentra conectada al mar y cuando se encuentra cerrada, midiendo parámetros de calidad del agua que promueven la proliferación de algas que abundan en la laguna.

Participación ciudadana
Este estudio espera responder inquietudes de la comunidad respecto de la salud del humedal asociadas a la disponibilidad de agua dulce y salada,  las cuales son utilizadas en diversas actividades locales, como el turismo, el riego y la extracción de sal.

La idea de la autoridad ambiental no sólo es sacar una foto del momento, sino además involucrar activamente a la comunidad quien será incorporado a distintas instancias para conocer el estudio y participar de reuniones y algunas actividades de vigilancia del humedal.

“Estamos trabajando con los actores locales, para que una vez terminado el proyecto queden empoderados de los resultados, comprendan los fenómenos que se dan en Cáhuil y ojalá accedan a mantener una vigilancia comunitaria ambiental del sistema”.