Experimentan la importancia del juego como estrategia lúdica

Experimentan la importancia del juego como estrategia lúdica

La educación, por muchos años, ha centrado su acción en la transmisión de saberes culturales, socialmente aceptados, de acuerdo a la época y al contexto en que está inserta. Los distintos acontecimientos históricos y los nuevos conocimientos acerca de la evolución y el desarrollo del hombre, han ido formando y reformulando el concepto de aprendizaje; reemplazando ciertos rasgos de la educación que reflejan una práctica pedagógica que concibe al alumno como ser pasivo en su aprender, por alumnos capaces de construir su propio aprendizaje.

De ahí la imperiosa necesidad de replantear la manera en que la educación se lleva a cabo y reorganizar la labor pedagógica hacia un aprendizaje más activo y centrado en los procesos, que integren valores y actitudes de respeto y colaboración en los estudiantes, dando importancia a la comunicación e interacción entre los alumnos y el mundo que los rodea.

En esa lógica, es que Corporación Pro O´Higgins junto a su empresa socia Agrosuper, desarrollaron el primer encuentro de Workshop “Juego y aprendizaje”, enmarcado en el programa Ciclo de Workshop 2018 “Innovación en el aula”, que busca transferir a docentes innovadoras metodologías, prácticas, herramientas y estrategias, aplicables al ámbito educativo en distintas asignaturas. Ello para contribuir a mejorar la calidad de los aprendizajes de los estudiantes y promover el bienestar de los profesores.

Aprender jugando
Durante el encuentro, que reunió a más de 120 profesionales de distintas comunidades educativas de la Región de O’Higgins, se desarrollaron -en forma paralela- tres talleres enfocados en el valor del juego como instrumento de aprendizaje.

“Este workshop está orientado al juego como una herramienta insustituible para generar una emocionalidad, que facilite el aprendizaje de los distintos subsectores que los niños abordan en la escuela. Lo que buscamos no solamente es transferir las herramientas, sino además crear conciencia en los profesores de utilizar más profusamente el juego por el potencial que este tiene, lo que hace que los aprendizajes sean memorables para los niños”, destacó el gerente general de Corporación Pro O’Higgins, Braulio Guzmán.

Alicia Cañete y José Díaz, ambos del departamento pedagógico de Seigard, fueron los encargados de presentar el taller “Uso pedagógico del juego”, de tipo experiencial, donde los docentes pudieron jugar, sentir y experimentar la manera de aplicar metodologías dinámicas, utilizando material didáctico. “Este taller busca instalar el juego como herramienta pedagógica y que los profesores entiendan que si se puede usar para el aprendizaje. En esta ocasión trajimos el uso pedagógico del juego asociado al desarrollo de dos habilidades transversales, como son la resolución de problemas y la comprensión lectora”, puntualizó Alicia.

Otro de los talleres fue “Potenciando la mentalidad lúdica para aprendizajes significativos”, a cargo de Abraham Palma de la empresa Momento Cero. Esta actividad, tuvo como objetivo identificar distintas estrategias lúdicas a utilizar en el aula, para estimular las emociones y por ende la profundidad de los aprendizajes de los estudiantes, desarrollando además ejercicios prácticos para diferenciar lo que es el Aprender Jugando de la Gamificación y de los Materiales Didácticos.

En tanto, el tercer taller denominado “Jugar bien para aprender bien”, contó con la participación de Roberto Rojas y Diego Sandoval de Arquimed Lego Educación y su foco fue la demostración de una clase activa y colaborativa, utilizando la metodología de aprendizaje basada en proyectos, donde se refuerzan habilidades como: conciencia espacial, razonamiento, creatividad e imaginación, concentración, emociones, matemáticas y resolución de problemas.

Respecto a las estrategias y metodologías aprendidas, los docentes se mostraron conformes aludiendo que “Estos talleres nos ayudan, ya que nos sacan de nuestro esquema de la sala de clases, mostrándonos que podemos hacer cosas entretenidas y didácticas para los alumnos” señaló Palmira Bustamante, docente de la Escuela los Rastrojos de San Vicente de Tagua Tagua.