Fin a la huelga del colegio San Antonio del Baluarte

Fin a la huelga del colegio San Antonio del Baluarte

Tras catorce días de huelga y logrando un 21 por ciento de aumento en tres años, los trabajadores del colegio San Antonio del Baluarte de Rengo depusieron la paralización, aceptaron lo ofrecido por la empresa sostenedora, retomando las clases este viernes 17 de octubre.

Así lo expresaron Leonardo Trujillo, presidente del Sindicato; Cristian Peña y Lillo, secretario, y Jaime Reyes, quienes concurrieron la mañana de este viernes a agradecer a la Seremi de Educación las gestiones que realizó para poner fin al conflicto.

Asimismo agradecieron las gestiones realizadas por el seremi del Trabajo, Sergio Salazar, y el director regional de la Superintendencia de Educación, Juan Ramón Godoy; el alcalde de Rengo, Carlos Soto, entre otros actores, junto con el cerrado apoyo que les dieron tanto la comunidad escolar del establecimiento como la ciudadanía de Rengo en general.

La seremi de Educación, Alyson Hadad, expresó que “estamos muy conformes, muy contentos porque este conflicto ha llegado a buen término, ha existido un acuerdo entre las partes donde los profesores sienten que han obtenido algunos de los puntos que ellos pedían y en ese sentido rescatar sobre todo que el manejo de esta huelga fue absolutamente pacífico y se llevó a cabo de buena manera con mucho apoyo de la comunidad escolar”.

Para Leonardo Trujillo, presidente del Sindicato de Trabajadores del Colegio San Antonio del Baluarte, “el balance es muy positivo porque si bien una huelga es muy compleja, estos catorce días nos enriquecieron, nos unieron y como sindicato salimos muy fortalecidos y en el tema de nuestras demandas hubo avances muy importantes”.

El secretario del sindicato, Cristian Peña y Lillo, apuntó que “volvemos con la frente en alto porque creemos que nuestro sindicato se ha fortalecido tras estas dos semanas de huelga legal. No sólo hemos ganado en un pliego de peticiones sino que también a nivel de convivencia interna porque hemos ido recuperando lo que siempre hemos querido como colegio que es un sentimiento de comunidad”.