Huella de Carbono

Huella de Carbono ¿Cómo contribuir a reducirla?

Estos Gases de Efecto Invernadero (GEI) tienen la capacidad para absorber y remitir radiación infrarroja que viene de la superficie, y que además tienen una vida en la atmósfera de años, incluso siglos. ¿Qué los produce? Muchas actividades humanas como las industriales, de transporte, de producción agropecuaria, deforestación, conversión de humedales a tierras de cultivos, actividades mineras, entre otras, producen o liberan este tipo de gases.

La Huella de Carbono es un indicador ambiental, que comprende la suma absoluta de todas las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) Es la marca que se deja sobre el medio ambiente con cada actividad que emiten los GEI, y que contribuyen al calentamiento global.

¿Cómo puedo reducir mi propia huella de carbono? Como ejemplo, los expertos de Willis Towers Watson identifican tres simples actividades cotidianas donde podrías hacer la diferencia:

  • Desconectar el cargador de los celulares, como de computadores, pantalla se TV, equipos electrónicos entre otros. Aunque no estén en uso, su conexión sigue consumiendo energía. Una buena opción en tener multitomas eléctricas para poder desconectar los equipos en un solo movimiento.
  • Volver a lo básico: Termos y loncheras, comprar alimentos en recipientes plásticos, de vidrio o poliestireno es poco amigable con el planeta, sus componentes son difíciles de degradar, puede tomar hasta 500 años.
  • Las tres erres: en cada actividad busca tener el significado de éstas: Reduce, Reutiliza y Recicla.

Nuestro objetivo hoy es medir esta Huella, calcular la cantidad de GEI emitido directa o indirectamente en la atmósfera cada vez que se realiza una acción, y que las empresas puedan reducir los niveles de contaminación mediante un cálculo estandarizado de las emisiones durante los procesos productivos.

Alcances de la huella de carbono empresariales
Pueden ser fuentes directas, de combustión fija y equipos móviles de propiedad o controlados por las compañías. También pueden ser indirectas, originadas por las compras de electricidad, combustibles o gases domésticos. Además, transporte de materias primas relevantes, transporte de productos, contratistas, viajes de negocios, emisiones de terceros por actividades de la empresa (viajes en avión, transporte de residuos, emisiones de productos).

A nivel de las organizaciones o productores hay diferentes beneficios
Como herramienta de gestión ayuda a identificar el potencial de reducción de emisiones en los sistemas productivos, lo cual se puede traducir en un ahorro de costos al mejorar la eficiencia de la empresa. Aumenta la competitividad en el mercado, ya que es una herramienta de diferenciación para los consumidores conscientes de la problemática del cambio climático, siendo, además, un factor de responsabilidad social empresarial demostrando su compromiso con la mejora del medio ambiente.

Es por esto que es importante medir las actividades a nivel personal, del ejecutivo y empresarial. Así podemos contribuir a mejorar el ambiente, para nuestro bien y el de futuras generaciones.