Natación para personas con capacidades diferentes

Natación para personas con capacidades diferentes

Todos los días llegan puntuales para no perderse las clases de natación. Son los rancagüinos con capacidades diferentes que, de martes a viernes, entre las 13:00 y 14:00 horas, asisten a las piscinas municipales Patricio Mekis y Lourdes para disfrutar del agua y aprender esta disciplina.

El curso forma parte del programa recreativo y deportivo que lleva a cabo el alcalde Eduardo Soto durante enero y febrero, y se ha transformado en un importante espacio para el desarrollo de niños y adultos con capacidades diferentes, quienes, además de aprender a nadar, potencian sus habilidades.

“Les enseñamos a ambientarse en el agua y dominar la situación en ésta. Aprenden a flotar, a desenvolverse, a utilizar los diferentes implementos que podrían salvarles la vida y cómo efectuar el ‘brazeo’ y ‘pateo’. Pero no sólo eso, ya que finalmente aprenden a nadar y adquieren confianza en sus capacidades”, indicó Ricardo Olguín, profesor que integra el equipo formativo de natación adaptada.

“Con nuestros alumnos no hacemos ninguna diferencia en cuanto a la formación ya que les enseñamos lo mismo que al resto de las personas, incluso, comprobamos que los usuarios con capacidades diferentes tienen una mayor concentración, son más autoexigentes y rigurosos en aplicar lo que se les enseña, lo cual se debe, en cierta forma, a que ellos quieren demostrar que pueden hacerlo bien”, enfatizó.

Para los alumnos y sus familias, el curso es considerado una importante herramienta que potencia su desarrollo y complementa positivamente sus terapias, es por ello que asisten con compromiso y gran disposición.

“Mi hija asiste hace un año y siempre es muy entretenido. Le hace bien y se motiva a hacer actividad física, además le encanta el agua y es bastante decidida, ya que no tiene miedo a hacer los ejercicios que le piden los profesores”, dijo la mamá de María José, una niña de 15 años con síndrome de down.

“Felicito al municipio y al alcalde por esta iniciativa que integra a los niños a los beneficios que recibe la comunidad. Para nosotros, como padres, es un alivio que nuestros hijos sepan flotar y tomen conciencia de cómo moverse en el agua”, añadió la apoderada.

En tanto, Olga Nilo, explicó que su hijo Fabián, un joven asperger de 15 años, “participa desde el 2.015 y los avances han sido muy grandes, por ejemplo, antes de integrarse a natación no se sumergía en el agua. Le ha hecho muy bien para su salud, ya que se relaja, y de hecho estimuló su crecimiento”.

Cabe señalar que este taller se impartirá hasta el 23 de febrero y está enfocado a adultos y niños de 6 años en adelante. Además, es gratuito y no requiere inscripción previa, por lo tanto, sólo debe asistir. Para mayor información, pueden ingresar al sitio web del municipio.