Nutricionistas se perfeccionan en nuevos patrones de crecimiento para la evaluación nutricional

Nutricionistas se perfeccionan en nuevos patrones de crecimiento para la evaluación nutricional

En el contexto de la celebración del día del Nutricionista, los profesionales tanto del área pública como privada se reunieron para analizar y trabajar en los nuevos patrones de crecimiento para la evaluación nutricional de niños, niñas y adolescentes, desde el nacimiento hasta los 19 años de edad.

El taller, que se realizó en el Aula Magna del Hospital Clínico FUSAT, fue dirigido por la Enfermera Asesora del Departamento de Nutrición y Alimentos del Ministerio de Salud, Cristina Leyton, quien explicó la relevancia de la nueva normativa que tiene por objetivo apoyar la evaluación nutricional de lactantes, preescolares, escolares y adolescentes, desde el nacimiento hasta los 19 años de vida.

Este documento consolida los patrones de crecimiento recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los cuales están referidos en distintas normas y guías ministeriales tales como la Norma para el Manejo de la Malnutrición por Déficit y Exceso de Niños y Niñas menores a 6 años; la Norma para la Evaluación Nutricional de Niños, Niñas y Adolescentes de 5 años a 19 años; y la Norma Técnica para la supervisión de niños y niñas de 0 a 9 años en la Atención Primaria de Salud, del Programa Nacional de Salud de la Infancia.

La construcción de estos gráficos y tablas fue realizada en base a los datos de los patrones OMS1 y de acuerdo con las desviaciones estándar que nuestro país utiliza para la vigilancia nutricional.

La evaluación nutricional –enfatizó la profesional- considera la medición del peso, talla, perímetro cefálico y perímetro de cintura. Estas variables se correlacionan con edad y sexo, y determinan indicadores que, al compararlos con estos patrones de referencia, permiten realizar la calificación del estado nutricional. Los gráficos permiten además establecer el canal y velocidad de crecimiento de niños, niñas y adolescentes, elemento de gran ayuda para la vigilancia nutricional individual.

La directora(s) del Servicio de Salud O’Higgins, Eliana Díaz, valoró que “este trabajo permite darle continuidad a temas de crecimiento y desarrollo de los niños y niñas, continuando su seguimiento hasta la adolescencia. Esto permite tener una visión amplia y más certera de lo que está pasando con este grupo etario”.

Por otro lado, en representación del Seremi de Salud, la Doctora Kira León enfatizó que “la labor de los nutricionistas es importante en el trabajo que se realiza en la red asistencial, ya que permitirá un adecuado control del crecimiento y desarrollo de los niños y adolescentes y una temprana remitencia de los grupos que se alejan de la normalidad para prevenir la aparición temprana del riesgo cardiovascular asociado a la malnutrición por exceso y evitar secuelas definitivas relacionadas con trastornos del crecimiento estatural”.