Pacientes de Peumo cultivan su propio huerto orgánico

Pacientes de Peumo cultivan su propio huerto orgánico

La terapia hortícola es una terapia que aprovecha las bondades de la naturaleza, con el propósito de conseguir mejoras en los pacientes. El Hospital de Peumo ha trabajado en esta área con pacientes y usuarios de diversas unidades y programas. Es así como el recinto utiliza el invernadero existente en el establecimiento para este fin y ahora están cultivando su propio huerto orgánico.

Mayra Chávez, terapeuta ocupacional del Hospital de Peumo, apuntó que “nuestra finalidad es trabajar en la prevención y promoción de la salud mental mediante una actividad con significado. Es un huerto orgánico de temporada que sirve para fomentar las raíces y cultura de los pacientes de la unidad de Salud Mental, donde la mayoría de los usuarios, precisamente, provienen de localidades rurales”.

La iniciativa nació desde el programa de Salud Mental en el que participan los pacientes hospitalizados, una terapeuta ocupacional, una asistente social y dos sicólogos, entre otros profesionales. “El objetivo es que los pacientes de la UASS mantengan una actividad mientras estén en el hospital. Y en el caso de los pacientes de la unidad de Salud Mental nutro propósito es trabajar en comunidad e incorporar una conducta de cuidado de la salud familiar y comunitaria de la población y así evitar la automedicación irresponsable y desinformada”, explicó.

Por su parte, Rodrigo Cartagena, sicólogo del Hospital de Peumo, relevó que “en el caso de pacientes con diferentes problemáticas, la jardinería se transforma en un puente que permite mejorar habilidades mentales, aumentar el nivel de memoria, desenvolverse mejor en tareas manuales o bien ganar independencia”.

El profesional prosiguió señalando que “en el Hospital de Peumo además de trabajar con las plantas, vemos el tema también de la Fitomedicina. Nuestra idea es que los pacientes conozcan un poco más sobre las hierbas medicinales y puedan usarlas en sus tratamientos. Pretendemos generar un cambio en la percepción los tratamientos”, culminó Rodrigo Cartagena.