Para este invierno sopaipillas pasadas, una tradición en la mesa de los chilenos

Para este invierno sopaipillas pasadas, una tradición en la mesa de los chilenos

La sopaipilla es una de las masas fritas más tradicionales del país, infaltable en la mesa de los chilenos durante el invierno, siendo la preparación favorita la pasada en Chancaca, ideal para disfrutar en torno a una buena conversación durante estas frías tardes, y más aún cuando el 10 de julio celebramos su día.

La receta llegó a América en el siglo XVIII, junto con los colonizadores españoles que las llamaban “sopaipa”, palabra de origen árabe que significa “pan mojado en aceite”. Nuestro aporte criollo fue darle el baño de chancaca, un producto típico de la repostería chilena elaborado con diversos tipos de azúcares, saborizada con canela y cáscara de naranja, lo que da el sabor característico al plato de Sopaipillas Pasadas que ha trascendido hasta el día de hoy.

Chancaca Deliciosa en su formato tradicional de 225 y 450 gramos, ícono de la cocina nacional con más de 80 años de historia, no contiene en su elaboración colorantes, saborizantes, preservantes ni gluten, lo que entrega como resultado un producto sin aditivos y de un sabor inigualable.

Y para disfrutar el Día de la Sopaipilla Pasada, Chancaca Deliciosa presenta su nuevo formato “Listo en tres minutos”, granulado, con el mismo sabor, textura y consistencia de la chancaca de siempre.  Para prepararla sólo se debe disolver el contenido del producto en 2 tazas (400 ml) de agua hirviendo y revolver. Luego verter sobre las Sopaipillas y calentar todo en el microondas por 2 minutos ¡y listo!