Parlamentarios denuncian grave intervencionismo electoral en SAR de Salud en la región de OHiggins

Parlamentarios denuncian grave intervencionismo electoral en SAR de Salud en la región de O’Higgins

Los funcionarios del servicio de salud debieron abandonar las funciones propias de su turno y salir, obligados por sus jefaturas, a las calles a realizar propaganda electoral por el candidato a presidente del oficialismo.

Este lunes 11 de diciembre el senador Alejandro García Huidobro (UDI), junto al diputado Javier Macaya (UDI) y Karla Rubilar (IND), concurrieron a la Contraloría General de la República para denunciar una grave situación de intervencionismo electoral en el Servicio de Alta Resolución (SAR) de Salud en la región de O´higgins.

El senador García Huidobro explicó que “ayer domingo en la feria Grecia de nuestra comuna de Rancagua, funcionarios del SAR, que es el servicio de alta resolución de salud de la Región O´higgins, estaban repartiendo propaganda del candidato a presidente Guillier. Nosotros junto al diputado Javier Macaya fuimos a reunirnos con la directora de turno y también con un funcionario que estaba repartiendo la propaganda y nos reconoció que fue obligado a repartirla en un momento que estaba de turno, bajo la autorización del doctor, ni siquiera se sacaron las vestimentas de funcionarios de salud”.

Agregó que al momento de visitar el recinto de salud para conversar con las autoridades, pudieron percatarse que “había gente esperando para ser atendida, lo que es impresentable, es un escándalo y por eso, hemos concurrido hoy a la Contraloría para que haya una exhaustiva investigación, y le pedimos al Gobierno que destituya inmediatamente al director del SAR”.

Por su parte el diputado Macaya dijo que “la Nueva Mayoría ha perdido todo el pudor con su intervencionismo electoral. Mientras hay pacientes que están esperando una atención de salud, ellos mandan a funcionarios a hacer campaña a una feria, burdamente, entregando folletos e incluso con el uniforme de enfermeros puesto”.

“Es bien lamentable porque esto raya y traspasa todos los límites del intervencionismo burdo que ha tenido la Nueva Mayoría durante todo este período, límites que no habíamos visto ser traspasados con anterioridad. Mientras hay pacientes en uno de los sectores más populares de Rancagua, que están esperando atención médica, los funcionarios en vez de estar atendiéndolos, están con recursos de todos los chilenos entregando propaganda política del candidato de la Nueva Mayoría”, sostuvo Macaya.

Finalmente, señaló que “esto habla de desesperación, de una falta grave y grosera a las normas de probidad administrativa y nosotros hemos venido a pedir a la Contraloría que aplique todo el rigor de la ley”.

Los parlamentarios ingresaron el oficio a Contraloría el que cuenta con pruebas fotográficas y testimonio de los funcionarios que fueron obligados por sus jefaturas a realizar la propaganda.