Seremi de Salud apoyará acciones legales en contra de la persona que agredió a funcionario fiscalizador en Rancagua

Seremi de Salud apoyará acciones legales en contra de la persona que agredió a funcionario fiscalizador en Rancagua

Tras la agresión a un funcionario el pasado viernes 09 de abril en un punto de control en la ciudad de Rancagua, la Seremi de Salud decidió apoyar las acciones legales en contra del responsable. Para ello, presentó una denuncia oficial al Ministerio Público y entregará defensa judicial al trabajador agredido.

Respecto a esto el Seremi de Salud Pablo Ortiz afirmó que “no toleraremos este tipo de hechos de ninguna forma. Reprochamos cualquier agresión o muestra de violencia hacia nuestros funcionarios, quienes de forma muy comprometida trabajan incansablemente para proteger la salud de la población. Es por ello que ingresamos una denuncia de los hechos al Ministerio Público y de acuerdo con el artículo 90 inciso primero del Estatuto Administrativo, se entregará defensa judicial para el trabajador, presentando la respectiva querella criminal, de conformidad con lo establecido en el Código Procesal Penal”.

En relación a la agresión física de la cual fue víctima el funcionario fiscalizador, cabe destacar que éste se encontraba efectuando labores de control junto a Carabineros y efectivos del Ejército de Chile en un punto de fiscalización en Avenida el Sol con Victoria en la comuna de Rancagua, cuando el conductor de un vehículo sin el permiso de desplazamiento correspondiente, le propinó un golpe mientras completaba un acta con la finalidad de formalizar el respectivo sumario sanitario. El sujeto estaba acompañado por su pareja, quien también no portaba los documentos pertinentes.

“Nuestro funcionario además de recibir un golpe en la cabeza, que le provocó lesiones de carácter leve, también fue insultado y amenazado por este sujeto. De hecho, agradezco la rápida intervención de Carabineros y personal del Ejército, quienes detuvieron al agresor y a su pareja de forma inmediata. Es más, se encargaron de trasladar a nuestro funcionario a constatar lesiones a un centro asistencial, para luego realizar la denuncia correspondiente”, destacó Ortiz.

A partir de la denuncia del funcionario se abrió una causa penal en el Juzgado de Garantía de Rancagua. Tras la formalización, el agresor quedó con la medida cautelar de prohibición absoluta de acercarse a la víctima y la audiencia correspondiente quedó fijada para los últimos días de mayo.